Compañía de Ferries no usará más embarcación incendiada

Por The Associated Press @AP

SAN JUAN, Puerto Rico (AP) — Un importante nexo comercial entre Puerto Rico y República Dominicana se vio interrumpido por un incendio a bordo del único ferry para pasajeros que atiende ese enlace popular.

El incendio, que comenzó el 17 de agosto en el cuarto de máquinas del Caribbean Fantasy, aparentemente no causó daños estructurales a la nave, pero si hizo que más de 500 pasajeros y tripulantes abandonaran la nave a un kilómetro y medio (una milla) de la costa norte de Puerto Rico.

No obstante, Joey Jiménez, portavoz de la empresa operadora del transbordador, American Cruise Ferries, dijo el miércoles que la empresa ya no usaría la nave debido a la mala imagen pública que se creó a raíz del incidente. Nadie murió, pero más de dos decenas de personas fueron hospitalizadas.

Jiménez agregó que la compañía está tratando de encontrar una nueva nave para rentar, pero que esto tomará al menos 90 días antes de que se pueda reanudar el servicio normal para pasajeros entre el territorio estadounidense y República Dominicana. “Estamos apurados en resolverlo”, dijo. “El ferry cumplía un trabajo importante”.

American Cruise Ferries comenzó a operar el transbordador de 171 metros (561 pies) de largo en 2011. Hacía seis viajes a la semana entre Puerto Rico a República Dominicana, llevando 100.000 pasajeros al año, de acuerdo con el director general Néstor Cidras.

Los pasajeros eran una mezcla de turistas, gente de visita a sus familiares y dueños y empleados de pequeños negocios que envían mercadería comercial. El crucero hacía el viaje de 13 horas, la mayor parte durante la noche, generalmente era menos caro que un vuelo corto o era preferido por la gente a la que no le gusta viajar por aire. El Caribbean Fantasy también podía llevar automóviles y contenedores de carga, así que la gente podía llevar bienes que son más baratos en el territorio estadounidense que en República Dominicana, como televisores, refrigeradores y ropa usada.

“Uno puede comprar lo que quiere allá (en Puerto Rico). Lo empaca y lo trae” sin pagar aranceles, explicó Elizabeth Marte, una ama de casa dominicana de 61 años de edad y que vive en un vecindario lujoso de Santo Domingo. Ella tomaba el transbordador para ir de compras a Puerto Rico. La salida de circulación del Caribbean Fantasy “es una pérdida muy grande”, opinó.

Los dominicanos en el territorio estadounidense —que representan entre 100.000 y 200.000 de los 3,5 millones de residentes de Puerto Rico_, generalmente usaban el ferry como alternativa al envío de dinero a sus familiares, dijo Gheidy de la Cruz, que administra un sitio noticioso dominicano en Puerto Rico.

“Dado el nivel de pobreza en nuestro país, mucho de ellos viven de lo que le envían. Hay muchas familias allá que se van a ver afectadas”, puntualizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo