Sobreviviente boricua de masacre en Orlando ya está de pie tras recibir seis balazos

Casi dos meses después de los hechos en Pulse, Ángel Colón participa de evento como invitado especial

Por David Cordero @David_cmercado

Seis disparos estuvieron a punto de quitarle la vida al joven de ascendencia puertorriqueña, Ángel Colón, la madrugada del 12 de junio en la discoteca gay Pulse en Orlando. Tras un largo procesos de recuperación que todavía no culmina, el boricua ya está de pie y fue el invitado especial de la Convención de Instructores de Zumba en Orlando durante el fin de semana.

Allí, aunque sentado en una silla, Colón completó una de las coreografías del reconocido programa de rutinas de baile para ejercitarse, al tiempo que compartió un mensaje de agradecimiento y amor a los miles de presentes.

“Este pasado mes ha sido el peor de mi vida, pero durante el proceso de atravesar esta situación, no ha habido más que amor y apoyo de parte de todos” afirmó Colón.

“Conversaba con alguien antes de la masacre, no recuerdo con quién, pero le estaba diciendo que yo no tenía muchos amigos, solo algunos que puedo seleccionar, y un par de días después esto ocurre (el ataque en Pulse) y entonces veo todo este amor y en realidad me doy cuenta que tengo personas que me aman”, añadió.

La madrugada en que sucedieron los hechos y aún tirado sobre el suelo, Ángel vio la luz al final del camino cuando la policía logró entrar a la discoteca y detener al atacante, que fue identificado como Omar Mateen. En total, 49 personas perdieron la vida y más de 50 resultaron heridas. El joven boricua relató cómo un policía lo miró y confirmó que continuaba con vida, luego lo arrastró hasta la parte exterior del lugar. Fue traslado en ambulancia hasta el Orlando Regional Medical Center.

Ese policía fue el oficial Omar Delgado, quien como sorpresa también fue invitado al evento de Zumba en Orlando.

“En primer lugar te quiero decir que estoy asombrado y estoy muy orgulloso de ti, por cómo has progresado”, expresó Delgado, tras darle un fuerte abrazo a Colón.

“Ángel, esa noche estabas en un dolor inmenso,  no puedo siquiera imaginarlo porque nunca me han disparado, pero tu determinación, como dijiste, ‘yo no voy a morir aquí’, fue impresionante. El segundo en que te moviste  y justo en ese momento yo miro hacia donde tú estabas, creó un lazo entre tú y yo y siempre seremos hermanos y no importa cuanto tiempo tardes en recuperarte, yo estaré ahí al lado tuyo”, afirmó el policía.

Aunque sentado en un silla, pues todavía no puede permanecer de pie sin ayuda de un andador, Ángel bailó una coreografía al ritmo de la canción “Love Make The World Go Round”, tema realizado por Jennifer López y Lil-Manuel Miranda, especialmente dedicado a las víctimas de la masacre en Orlando.

Loading...
Revisa el siguiente artículo