Obama condena ataque a policías en Baton Rouge

Por AP

WASHINGTON (AP) — Los ataques contra policías y el estado de derecho “tienen que parar”, declaró el domingo el presidente Barack Obama después de otra agresión a tiros en Baton Rouge en la que tres agentes fueron asesinados y tres más resultaron heridos.

 

El mandatario dijo que se desconoce el motivo del ataque del domingo, el segundo dirigido contra policías en menos de dos semanas, pero afirmó que no existe justificación para acciones de violencia contra las fuerzas policiales.

 

“Estos ataques son obra de cobardes que no representan a nadie”, afirmó Obama en un comunicado difundido por la Casa Blanca. “No arreglan ninguna injusticia. No sirven al avance de ninguna causa”.

 

El presidente telefoneó al gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, y al alcalde de Baton Rouge, Kip Holden, para que le informaran de los aspectos más recientes de la investigación sobre los ataques y les ofreció el apoyo federal.

 

Obama había dedicado la mayor parte de la semana pasada a apaciguar las tensiones y reconstruir la confianza entre los departamentos de policía y las comunidades a las que sirven.

 

Ahora, un segundo ataque ha aumentado el nerviosismo en el país mientras los estadounidenses observan con preocupación la ola de violencia interior y exterior, en la que el ataque del viernes en Niza, Francia, contribuye a crear el panorama de un mundo problemático.

Loading...
Revisa el siguiente artículo