Emotivo reencuentro de sobreviviente boricua y policía

Por Metro.PR

Te recomendamos este video:

var VideoTV=”oTy5YteNB6/country/PuertoRico/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/80″;

Uno de los sobrevivientes de la masacre del pasado domingo en la discoteca Pulse en Orlando, Florida, el joven puertorriqueño Ángel Colón tuvo un emotivo reencuentro con uno de los agentes de la Policía que lo ayudó a salir con vida de ese trágico incidente. El momento fue publicado en Facebook.

En el video se observa al uniformado Omar Delgado entrar a la habitación de hospital, donde convalece Colón y le da un fuerte abrazo.

“El domingo en la madrugada estábamos todos pasando un rato maravilloso, tomando unos tragos. Fue poco después de las 2:00 de la mañana, cuando ya nos estábamos despediendo, abrazándonos, había sido una noche maravillosa, estábamos riéndonos”, relató Colón.

“De momento, de la nada, comencé a oír disparos. Por un momento nos detuvimos y luego intentamos avanzar para salir corriendo. Desafortunadamente recibí tres impactos de bala en una de mis piernas y me caí. Intenté pararme pero había tiros por todas partes, la gente me pasaba por encima. Uno de los tiros me rompió el hueso de mi pierna izquierda, así que no podía siquiera caminar, simplemente me quedé ahí acostado y todo lo que podía oír era un tiro tras otro y todo el mundo gritando, clamando por ayuda”, continuó el joven, residente en Orlando.

“El hombre entonces se fue a otro espacio de la discoteca y sólo podía oír más disparos. Luego él regresó a la parte donde yo estaba y comenzó a disparar nuevamente a las personas que ya estaban muertas sobre el suelo, como para asegurarse de que estuvieran muertas”, dijo.

“Los disparos estaban cada vez más cerca y pude ver que le disparó nuevamente a la chica que estaba al lado mío y yo solo seguía y pensaba, ‘yo soy el próximo, estoy muerto’, así que no sé como pero por la gloria de Dios, él disparó sobre mi cabeza pero me hirió la mano y luego una bala cayó al lado de mi cabeza. Yo no tenía ninguna reacción. Yo simplemente estaba ahí sobre el suelo, tratando de que él no se diera cuenta que yo continuaba vivo”, explicó Colón.

Aún tirado sobre el suelo, Ángel vio la luz al final del camino cuando la policía logró entrar a la discoteca y detener al atacante, que fue identificado como Omar Mateen. El joven boricua relató cómo un policía lo miró y confirmó que continuaba con vida, luego lo arrastró hasta la parte exterior del lugar, mientras veía todos los cuerpos sobre el suelo y más heridos. Fue traslado en ambulancia hasta el Orlando Regional Medical Center.

Mira el video

Loading...
Revisa el siguiente artículo