Un memorial recuerda en Orlando a las 49 víctimas de la masacre

Por EFE @EFEnoticias

Fotografías, mensajes, flores, banderas, globos y muñecos de peluche pueblan el memorial erigido espontáneamente en el centro de Orlando en recuerdo de las 49 personas que perdieron la vida este domingo en una discoteca gay de la ciudad por los disparos hechos por un joven armado.
El memorial fue tomando forma después de que las autoridades policiales y locales pidiesen a la población que no realizase concentraciones que pudieran comprometer o interrumpir las investigaciones en torno a la matanza de la discoteca Pulse.
Los objetos que recuerdan a las víctimas del tiroteo dentro del club nocturno están colocados frente al Ayuntamiento de la ciudad, unos tres kilómetros al norte del escenario de la peor matanza con armas de fuego de la historia de EE.UU..
Omar Seddique Mateen, presunto autor de la matanza, perdió la vida en un enfrentamiento con la policía, que asaltó la discoteca el domingo por la mañana con el fin de rescatar a los rehenes que éste había tomado después de disparar a diestro y siniestro.
El lugar del memorial es una explanada situada entre el edificio consistorial y el flamante nuevo edificio de artes escénicas Dr. Phillips, donde esta noche se celebrará además una vigilia en recuerdo de las víctimas de la masacre.
En el memorial destacan las fotografías de algunos de los fallecidos, como Javier Jorge Reyes, de 40 años, y Amanda Alvear, de 25.
Junto a ellas poderosos mensajes como “One love, one heart, one pulse” (Un amor, un corazón, un pulso), en un juego de palabras con el nombre del local donde se produjo la tragedia y la unión de la ciudad tras esta tragedia.
En el suelo, en mitad del césped se creó, con margaritas, un corazón rodeado de cuatro banderas de Estados Unidos.
Las flores, margaritas, rosas, claveles y orquídeas, entre otras especies, dan color a este homenaje a las víctimas y las personas que llegaron a socorrerlas en un primer momento.
Hay personas que se detienen para rezar en el lugar, como un hombre que, con la mano en un cartel con el mensaje “Orlando Strong” (Orlando Fuerte), se arrodilló para pedir por el alma de los fallecidos.
Kyle Tragor, de la organización no gubernamental Hands on Orlando, se acercó hasta aquí con varios compañeros para desplegar una serie de rollos de papel sobre los que los visitantes del memorial escriben mensajes de apoyo a los heridos y “expresar sus condolencias a los familiares de las víctimas”.
“Este memorial demuestra que a la comunidad le preocupa el prójimo y que todos somos una familia. Tenemos diferentes creencias y etnia pero todos vivimos en la misma zona”, dijo Tragor, quien destacó que simboliza además que se están “curando” de la herida que supuso esta masacre.
Los mensajes, decorados a menudo por el símbolo de la paz, reflejan inmensa tristeza, amor, solidaridad, pero, sobre todo, la esperanza de que haya “más amor y menos odio”.
Compañeros de Luis Vielma, una de las víctimas y que trabajaba en el parque temático de Universal Orlando, dejaron una carta en l quea aseguran que la “familia” que habían formado nunca le olvidará.
Junto con globos y animales de peluche, una larga cadena de mensajes escritos en cartulinas entrelazadas forma un colorido arcoiris, símbolo de la comunidad de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, a la que pertenecía la mayor parte del público de la discoteca atacada.
Solo una de las 49 víctimas mortales no ha sido identificada todavía. De las 53 personas que resultaron heridas en el tiroteo dentro de la discoteca, cinco están en estado grave y seis han sido dadas de alta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo