Denuncian habrá violaciones de derechos humanos en Olimpiadas en Río

Amnistía Internacional | Un nuevo informe señala que políticas de seguridad podrían atentar contra sectores desventajados

Por David Cordero @David_cmercado

Un informe publicado ayer por la organización Amnistía Internacional (AI) señaló que las autoridades de Brasil y los órganos rectores deportivos de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 implementarán políticas de seguridad que incitan a la violencia y atentan contra los derechos humanos de miles de brasileños residentes en las favelas que colindan con varias de las instalaciones que serán utilizadas durante el evento deportivo. 

“Cuando en 2009 se adjudicaron los Juegos Olímpicos de 2016 a Río, las autoridades prometieron mejorar la seguridad para todos. En su lugar, hemos visto desde entonces que la policía ha matado a 2,500 personas en la ciudad”, afirmó Atila Roque, director de Amnistía Internacional Brasil.

De acuerdo con el informe, en abril de 2014, unos meses antes de la celebración de la Copa Mundial, se desplegaron miles de tropas militares en el complejo de Maré, grupo de 16 favelas donde viven alrededor de 140 mil personas, situado cerca del aeropuerto internacional de Río de Janeiro. 

 

Estaba previsto que las tropas, que no habían sido entrenadas ni estaban equipadas debidamente para llevar a cabo tareas de seguridad pública, se retirasen poco después de que concluyera en evento deportivo. Sin embargo, siguieron vigilando la favela hasta junio de 2015.

“AI quiere llamar la atención de la comunidad internacional, incluyendo a Puerto Rico, sobre el alto costo en cuestión de derechos humanos de la celebración de los  Juegos Olímpicos en Brasil. Las políticas de seguridad implementadas han provocado un sinnúmero de fatalidades y violaciones a los derechos humanos por las fuerzas de seguridad brasileñas”, dijo a Metro la directora ejecutiva de AI en Puerto Rico, Liza Gallardo Martín.

 

“Nuestro llamado a las personas que seguirán este evento e incluso visitarán Brasil es que estén conscientes de estas violaciones a los derechos humanos”, añadió. 

 

Por otra parte, el 10 de mayo de 2016, el Gobierno federal firmó una nueva Ley General de los Juegos Olímpicos que impone nuevas restricciones al derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica en muchas zonas de la ciudad anfitriona, restricciones que son contrarias a las leyes y normas internacionales.

 

“Ante la atención mundial que las Olimpiadas generan, es el momento oportuno para presionar a las autoridades brasileñas y los órganos rectores deportivos de Río de Janeiro a cumplir con su promesa de unos Juegos Olímpicos más seguros para todos”, dijo Gallardo. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo