Muerte de líder talibán revive conflicto olvidado

Un experto analiza las consecuencias del asesinato y el desarrollo de los enfrentamientos en Afganistán

Por David Cordero @David_cmercado

La muerte del líder de los talibanes, el mulá Akhtar Mansur, ha traído de vuelta a la palestra pública el conflicto civil de Afganistán, uno que se divide en varios periodos y que alcanza casi cuatro décadas.
El talibán es una facción político-militar fundamentalista islámica de Afganistán que durante décadas ha reclamado el poder del país y que utiliza el terror o los ataques terroristas como herramienta de dominio.

“Esta noticia trajo a la luz pública un conflicto olvidado y que, por ser olvidado, se va perpetuando, continúa latente y no se hace nada para resolverlo”, explicó el doctor Efraín Vázquez, profesor de Política Internacional.

De acuerdo a datos históricos, la primera acción militar significativa de los talibanes fue en 1994 y surgieron como una fuerza de liberación contra la invasión de la Unión Soviética.

“Ellos son los herederos de los Muyahidines, que fueron un grupo contra-revolucionario financiado por los Estados Unidos y por la CIA (Central Intelligence Agency), tanto así que por ahí es que aparece (Osama) Bin Laden por primera vez. En otras palabras, el Talibán, en su origen, es un proyecto anti soviético de los nortemamericanos, pero a veces los hijos se revelan contra el padre”, destacó Vázquez.

Estados Unidos (EE. UU.) ha sido desde hace varias décadas un aliado de la lucha del Gobierno afgano contra los talibanes, pero luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York ese apoyo se intensificó. El domingo, el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry, describió el ataque como un triunfo militar y como una muestra de que la nación americana seguiría apoyando a “sus socios afganos”.

El presidente ejecutivo de Afganistán, Abdullah Abdullah, señaló, por su parte, que la muerte de Mansur podría tener un impacto positivo en los intentos de alcanzar la paz en la región.

“Afganistán es una ficha geopolítica que muchas potencias regionales y mundiales quieren dominar, y por eso es que el conflicto va a seguir”.

El presidente Barack Obama, calificó como un “logro importante” la muerte del líder talibán Mohammed Akhtar Mansur provocada por un ataque con dron guiado por Estados Unidos. En declaraciones hechas durante su primera visita a Vietnam, el mandatario añadió que la muerte del líder debe enviar una “clara señal” a los extremistas antagónicos a la nación americana de que “vamos a proteger a nuestra gente”.

“Cantar victoria es fácil, pero el conflicto va a seguir y lo único que puede solucionarlo es una negociación y que el talibán se integre al Gobierno afgano, pero lo veo muy difícil”, dijo a Metro el doctor Efraín Vázquez, analista político internacional.

Vázquez añadió que el talibán es un grupo muy bien organizado en términos jerárquicos y con una gran capacidad de recuperarse, por lo que no le extrañaría que pronto sea anunciado un nuevo líder.

“Los norteamericanos siguen presentes con la ayuda militar  que le otorgan a Afganistán. Son billones de dólares que los contribuyentes han metido para entrenar un ejército en Afganistán y todavía están muy lejos de poder derrotar al talibán”.                         

Loading...
Revisa el siguiente artículo