Bernie Sanders: “P.R. necesita empleos”

En entrevista con Metro, el precandidato demócrata asegura que, para lograr crecimiento económico, la isla precisa de un programa de empleo masivo con paga decente.

Por David Cordero @David_cmercado

Justo el pasado viernes, el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, anunció que muy pronto presentarían una nueva versión del Puerto Rico Oversight, Management and Economy Stability Act (PROMESA). ¿Qué diferencias usted cree que tendrá este proyecto?
—Honestamente, no sé, pero no simpatizo con la idea de una junta de control fiscal. Pienso que esa junta lo que busca es aumentar las medidas de austeridad para los puertorriqueños que ya están heridos. En otras palabras, habrá caos, habrá más cierres de escuelas, menos dinero para cuidado de salud, menos dinero para educación, y eso no es lo que Puerto Rico necesita ahora mismo, sino todo lo contrario. Así que la idea de una junta de control, cuyos miembros no son elegidos por nadie, puede tener un enorme poder sobre la vida de millones de personas en esta isla. Me parece muy preocupante.

En lugar de ese proyecto, ¿podría explicar el que impulsaría como senador o como presidente si llegara a ocupar dicho cargo?

—Puerto Rico tiene una deuda que alcanza los $72 mil millones. Se sabe que esa deuda es impagable, es insostenible. Lo que tiene que pasar es que las personas que son dueñas de la deuda ofrezcan un descuento significativo. Ellos no pueden recibir toda la paga. Ellos van a tener que sufrir un poco también. No puede quedar todo sobre los niños, sobre las pensiones que pierden las personas, sobre el cuidado médico que dejan de recibir. Si me conocen bien, soy uno de los congresistas que se opone a Wall Street en el Congreso, y lo que están haciendo aquí es inmoral, está mal y no se les puede permitir que se salgan con la suya.

La historia y los datos demuestran que P. R. ha pagado al menos $75 mil millones a EE. UU. por las leyes de cabotaje en los últimos 100 años. Eso es al menos $3 mil millones por encima de la deuda pública de Puerto Rico, que ronda los $72 mil millones. ¿Qué piensa sobre las leyes de cabotaje?

—Puerto Rico, en varios aspectos, no está recibiendo un intercambio justo de dinero federal. Es claro que, en términos de la reinversión de Medicare y Medicaid y otros programas federales, Puerto Rico no está recibiendo un trato justo.

¿Qué propone para lograr que Puerto Rico logre crecimiento económico?

—Hay muchas cosas que podemos hacer. En primer lugar, lo que Puerto Rico necesita es un programa de empleo masivo. El mejor camino para crear trabajos con pagas decentes es reconstruyendo una infraestructura que no esté tambaleante. Hay carreteras, puentes. Hay que reconstruir escuelas, sistemas de agua. Hay todo un daño ambiental que tenemos que revertir a través de la reinfraestructura. Podemos crear cientos de miles de empleos con buena paga aquí en Puerto Rico, construir una sociedad segura y productiva a través de la reconstrucción de la infraestructura, y esa es una de nuestras prioridades no solo para Puerto Rico, sino para EE. UU.

¿Cuán viable cree que sea la estadidad, la independencia o un nuevo tipo de Estado Libre Asociado para P. R.?
—El futuro del estatus político de Puerto Rico es una decisión de las personas de Puerto Rico, y, como presidente electo de Estados Unidos, yo me encargaría de que en mi primer año la gente de Puerto Rico tuviera su referéndum de estatus vinculante para determinar qué ellos quieren para su futuro: si quieren la estadidad, la independencia o un nuevo tipo de Estado Libre Asociado. Eso es una decisión de los puertorriqueños, y mi trabajo es asegurarme de que tengan el derecho a votar sobre eso y el derecho a que el Congreso responda esa petición.

Hace poco más de una semana la MLB canceló una serie de juegos en la isla con la excusa de que no se sentían seguros debido al virus del Zika. ¿Se sintió seguro aquí hoy?
—Estoy aquí, ¿no me ves? (Risas).

¿Qué opina sobre el manejo de casos de virus del Zika en Puerto Rico?
—Creo que es algo serio, pero no quiero que la gente piense que no puede venir a Puerto Rico. Eso sería injusto para la industria del turismo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo