Bernie Sanders: "Necesitamos una revolución política"

Expertos comentan la visita | Pese a que personas de todas las edades participaron de los eventos, el precandidato demócrata gozó ayer del apoyo de una multitud de jóvenes adultos.

Por David Cordero @David_cmercado

Una multitud compuesta en su mayoría por jóvenes universitarios, colmó ayer en la noche las 1,685 butacas del Teatro de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Todos querían ser participes de la conferencia “A Future to Believe In”, del precandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders.

Se trató del último evento de Sanders en la Isla, como parte de su campaña previo a las primarias demócratas que se celebrarán el 5 de junio. Una pantalla gigante instalada en la Plaza Antonia, justo frente al edificio del Teatro, permitió que una gran cantidad de personas que no lograron entrar pudieran ver y escuchar a Sanders, de 74 años.

“Nosotros sabemos cuán importante es contar con una población bien educada para el futuro del país. Por eso haremos que la matrícula de los colegios y universidades públicas sea gratuita”,  afirmó Sanders, al tiempo que se mostró en contra de cualquier intento de recorte de fondos para la UPR, lo que le mereció una eufórica ovación de pie por parte de la multitud en el Teatro, acción que se repitió en varias ocasiones.

El senador por Vermont también hizo ayer un contundente llamado a Barack Obama a que libere de inmediato al preso político Oscar López Rivera, quien ha estado encarcelado durante 34 años.

Para el experto en política, el doctor Efraín Vázquez, el llamado a Obama por parte de Sanders no tenga ningún efecto de acción, aunque un gran peso moral.”El presidente Obama y Hillary Clinton no han sabido responder con el compromiso y decisión que los puertorriqueños esperaban. El apoyo de Sanders a Puerto Rico es cónsono con sus expresiones en todos los asuntos que ha debatido”, afirmó el profesor Vázquez.

Sanders también recordó que “Washington rescató a Goldman Sachs y a Wall Street de su bancarrota” y añadió que “el pueblo de Puerto Rico es más importante que ellos”, para finalmente hacer otro contundente llamado a la Reserva Federal a que utilice su autoridad de emergencia concedida en la Sección 13 del renglón 3 de la Ley de la Reserva Federal y permita la reestructuración de la deuda pública de Puerto Rico, que ronda los $72 mil millones. Para el experto en asuntos políticos, el licenciado Phillip Escoriaza, se trata de otro llamado a la administración de Obama que no necesariamente provocará una acción contundente.

“Obama no va a la reelección, por lo que llamados a él por parte de políticos en campaña no me parece que sean suficientes para él hacer más de lo que ha hecho referente a Puerto Rico, como mantener su Grupo de Trabajo de Casa Blanca y rendir su informe de 2011, apoyar implícitamente el tiempo que su Secretario del Tesoro le ha dedicado a la situación fiscal de la Isla y apoyar la asignación de $2 millones para una campaña de orientación para un plebiscito de estatus”, expresó el profesor Escoriaza.

Además de la promesa de un referéndum de estatus vinculante en su primer año como presidente, su contundente oposición a la Junta de Control Fiscal y la reestructuración de la deuda pública de la Isla, Sanders apuesta a los pequeños y medianos para la creación de empleos y desarrollo económico para Puerto Rico, así como una masiva reconstrucción de infraestructura. Pero,  ¿cuán  viable son las propuestas de Sanders para Puerto Rico?

“Son las expresiones más coherentes que he escuchado a candidato alguno a la presidencia. Sanders goza de gran credibilidad y es claro el contraste con el presidente Obama y la señora Clinton”, puntualizó Vázquez.

“Las propuestas de Sanders para Puerto Rico referentes a reestructuración de la deuda o un plebiscito vinculante dependen de que una mayoría de Cármara y Senado en el Congreso de Estados unidos compartan esa voluntad, lo cual no existe al presente”, explicó, por su parte, el profesor Escoriaza.

Para ambos expertos entrevistados por Metro, la visita de Sanders tampoco representa un elemento de presión ante el Congreso, aunque sí puede generar otros resultados positivos.

“Definitivamente ayuda a la causa puertorriqueña.  Puede influir en el liderato demócrata y hacer más visible la injusticia que se está cometiendo con los puertorriqueños”, indicó el doctor Vázquez.

“La visita de Sanders a Puerto Rico trae atencón adicional a la Isla por 24 horas, ayuda a mantener el enfoque de que el Congreso atienda a la Isla y su situación fiscal, ahora que está de vuelta en sesión. Pero presión como tal -con un Senado con mayoría republicana-, no”, sentenció Escoriaza.

En su primer evento de ayer en la Fundación Luis Muñoz Marín en San Juan, Sanders hizo un llamado a los puertorriqueños a votar en las primarias y los procesos eleccionarios, como un ejercicio de empoderamiento. “Necesitamos una revolución política. Necesitamos que millones de personas se levanten y exijan un gobierno que los represente a todos y no solo al uno por cierto”, afirmó, en referencia a los multimillonarios que acumulan la mayor parte de las riquezas del mundo.

Anoche mientras Sanders culminada su serie de eventos, el expresidente Bill Clinton aterrizaba en la Isla. El esposo de la también precandidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, llevará a cabo hoy una serie de eventos para promover la campaña de esposa. La agenda de Clinton comenzará a las 10:30 de la mañana en el National College Plaza.

Luego llegará hasta el Teatro Municipal de Cayey, donde su presentación está pautada para las 2:15 de la tarde y finalmente se presentará a las 6:00 de la tarde en el Complejo Ferial de Puerto Rico en Ponce. Se trata de un preámbulo a la llegada de Hillary Clinton a la Isla, quien ya confirmó que también estará aquí antes del 5 junio.

Loading...
Revisa el siguiente artículo