Dominicana: Renuncia de técnicos causan retrasos en comicios

Por The Associated Press @AP

República Dominicana — La renuncia masiva a última hora de unos 3 mil técnicos electorales y fallas tecnológicas generaron retrasos de varias horas en los comicios de República Dominicana, en los que el presidente Danilo Medina aspira a la reelección y su partido busca retener el control del Congreso.

“Renunciar horas antes es un acto de irresponsabilidad”, lamentó Medina, en referencia a la dimisión de los técnicos.

Varios de los siete candidatos opositores exigieron a las autoridades aclarar las razones de la renuncia de técnicos. Ante las dimisiones, la Junta Central Electoral capacitó de urgencia a otros funcionarios en el manejo de los recién adquiridos lectores ópticos de huellas digitales para identificar a los electores.

“Hay problemas, como lo escáneres; lo importante es que se está votando”, dijo a periodistas el ex presidente colombiano Andrés Pastrana, quien encabeza la comisión de observadores de la OEA.

Cientos de las 16 mil mesas debieron recurrir al padrón impreso para identificar a los electores. Sólo 20 % de los electores había votado tras seis horas de comenzado el proceso, según los datos de las autoridades.

“El plan es retrasar, que la gente se canse y se vaya para su casa”, decía molesta Tatty Rodríguez. “Me levanté a las 4 y media de la mañana, hice mi cafecito, oré y me vine para ser de las primeras” en sufragar, explicó.

Más de dos horas después de la apertura oficial de las votaciones, Rodríguez aún esperaba en la fila, pues el lector de huellas digitales no funcionaba.

“El que aguanta cuatro años (de un gobierno) puede esperar dos horas” en la fila, indicó María Fadon. Explicó que votaría por un partido opositor porque la reforma tributaria aplicada de forma paulatina por la administración de Medina entre 2012 y 2016 afectó la calidad de vida del país. Indicó que ha escuchado que de ser re-electo, el gobernante ya tiene en agenda una nueva alza de impuestos.

Roberto Rosario, presidente de la junta electoral, detalló que la renuncia de los técnicos será investigada y que de no estar justificada “será considerada como delito electoral.”

Las 16.000 mesas electorales tenían previsto abrir a las 6:00 horas locales para que votaran más de 6.7 millones de personas. Pero la mayor prueba será a las 18:00 horas, cuando al cerrar las mesas de votación utilicen por primera vez el sistema electrónico de escrutinio.

Unos 400 mil electores podrán sufragar en las 731 mesas electorales en el extranjero para elegir al presidente y a los siete diputados que representan a la comunidad dominicana en el exterior.

El presidente Medina, un economista de 64 años, es el abanderado de una coalición de 15 colectivos encabezada por el gobernante Parte de la Liberación Dominicana (PLD) y se enfrenta a otros siete candidatos de 11 organizaciones.

Entre los aspirantes a la presidencia se encuentran, por primera vez, dos mujeres. “La República Dominicana seguirá después de hoy, no importa lo que pase, será una victoria del pueblo dominicano”, dijo Medina.

“Estamos muy optimistas del proceso” electoral, comentó Luis Abinader, candidato del opositor Partido Revolucionario Moderno, tras emitir su voto. El economista y empresario de 48 años es el principal contendiente del mandatario, según diversas encuestas.

Las autoridades califican los comicios del domingo como los más complejos porque, por primera vez desde 1994, los electores votarán en una misma jornada por el presidente, por la totalidad de los 222 congresistas, 20 diputados ante el Parlamento Centroamericano, los 158 alcaldes, 234 directores de distritos municipales y todas las representantes de los cabildos.

El partido gobernante espera mantener el control que tiene en el Poder Legislativo, con 31 de los 32 senadores, y 90 de los 190 diputados.

Las encuestas apuntan a que Medina gane los comicios y que posiblemente evitará el balotaje contra Abinader.

El gobernante se beneficia de que el principal partido opositor se dividió y mientras una parte se alió al oficialismo, la otra creó al colectivo que postuló a Abinader.

Medina también se beneficia de una pujante economía que creció el 7 % el año pasado, más que cualquier otro país de América Latina o el Caribe, de la caída de precios del petróleo y del aumento del financiamiento de programas sociales que tienen un sólido respaldo popular. Su gobierno construyó unas 2.500 nuevas escuelas, amplió el horario escolar para enseñar más materias y promovió la alfabetización y formación profesional para adultos.

Abinader se postuló a la vicepresidencia en el 2012, pero no ganó y nunca ha ocupado cargos públicos. En su campaña prometió reducir el gasto público, aumentar los subsidios a los más pobres y a subir los salarios de policías.

“Votar por otro no significa que vaya a ser mejor” presidente, dijo la actriz retirada Frennes Báez, quien acudió a votar a las 6:30 de la mañana.

Pero otros sienten que el partido de Medina, que aprobó una enmienda constitucional para permitirle que se repostulara, ha amasado demasiado poder.

“Estamos hartos. El PLD lo controla todo”, señaló Rafael de Jesús, un mecánico padre de dos hijos que estaba pensando en votar por Abinader. De Jesús está preocupado también porque la formación llenó la judicatura de magistrados afines, y apuntó: “Lo quieren todo”.

Si ningún candidato supera el 50 % de los votos, el 26 de junio se celebrará una segunda vuelta.

Además de Medina y Abinader, en la justa participan Guillermo Moreno, Hatuey De Camps, Pelegrín Castillo, Elías Wessin Chávez, Minerva Tavárez y Soraya Aquino.

Loading...
Revisa el siguiente artículo