Investigan abuso a refugiados

Posible violación de derechos humanos | Aseguran que refugiados en Turquía han sido asesinados por la policía fronteriza

Por David Cordero @David_cmercado

El grupo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch denunció ayer que guardias fronterizos turcos continúan disparando a los refugiados sirios que intentan cruzar al país. A la denuncia se unió también la organización Amnistía Internacional Puerto Rico (AIPR).

“Amnistía está siguiendo este caso de cerca hace varios años, desde que comenzaron estos movimientos grandes desde Siria hacia Europa. La situación se recrudeció en marzo, cuando se creó el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía”, dijo a Metro la directora ejecutiva de AIPR, Liza Gallardo.
Actualmente, varios investigadores de la organización se encuentran en la zona identificando casos particulares de refugiados que han sido devueltos a Siria o que no han sido registrados, limitando así los servicios que reciben o simplemente invisibilizándolos y dando paso al abuso, explicó Gallardo.

La directora añadió que las acciones violan el artículo 14 de la Carta de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que establece que “en caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo, y a disfrutar de él, en cualquier país”, y que “este derecho no podrá ser invocado contra una acción judicial realmente originada por delitos comunes o por actos opuestos a los propósitos y principios de las Naciones Unidas”.

Además, de acuerdo a Gallardo, se ven violados los artículos 18 y 19 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (UE), que establecen que “se garantiza el derecho de asilo dentro del respeto de las normas de la Convención de Ginebra de 28 de julio de 1951 y del Protocolo de 31 de enero de 1967 sobre el Estatuto de los Refugiados y de conformidad con el Tratado de la Unión Europea y con el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea”, y que “se prohíben las expulsiones colectivas. Nadie podrá ser devuelto, expulsado o extraditado a un Estado en el que corra un grave riesgo de ser sometido a la pena de muerte, a tortura o a otras penas o tratos inhumanos o degradantes”.

“En Amnistía Internacional Puerto Rico repudiamos tenazmente estas violaciones y cualquiera otra a los derechos humanos”, puntualizó la directora.

Loading...
Revisa el siguiente artículo