Filipinos eligen presidente al “Trump del Este”

Cambio radical | Impulsados por la decepción política, la pobreza y la corrupción, el pueblo filipino da su voto a Rodrigo Duterte

Por David Cordero @David_cmercado

Con un 90.84 de los distritos electorales ya contabilizados, el candidato a la presidencia en Filipinas, Rodrigo Duterte, fue declarado hoy como el ganador de la contienda. El llamado Trump del Este ha tomado notoriedad pública a nivel mundial por escandalosas propuestas, como asesinar a delincuentes y pesadas bromas sexuales y sobre violaciones.

Duterte había recibido 15.2 millones de votos (38.6 %) frente a los 9.2 millones (23.2 %) del actual ministro del Interior, Mar Roxas, y los 8.5 millones (21.7 %) de la senadora Grace Poe, de acuerdo con cifras publicadas por la Comisión Electoral del país (COMELEC).

La pobreza y la corrupción parecen ser los puntos de inflexión dentro de un panorama que parecía ser constante y que abrumó a los filipinos a tal nivel de apoyar un cambio radical.

Con la victoria de Duterte se asoman cambios a la Constitución de Filipinas, según anunció el portavoz del nuevo presidente, Peter Laviña. Para eso, el Congreso del país deberá convocar a una Asamblea Constituyente en la que preguntarán al pueblo si están de acuerdo con la creación de un sistema parlamentario y en la descentralización del Gobierno nacional, para convertirse en sistema federal en el que cada región de Filipinas tendrá más poder en sus manos.

Duterte promete desarrollo económico, más trabajo y menos pobreza, mejor educación y cero tolerancia a la corrupción y el cero. El camino para lograr sus promesas aún no está claro, pero cierta convicción en sus palabras  y una actitud radical van a la par  con un pueblo que no ha visto resultados positivos de otras administraciones gubernamentales.

Para la clase política del país se trata de una victoria que atenta contra los derechos humanos y civiles. Duterte ha prometido acabar con la delincuencia y el crimen, aunque tenga que llegar  a ejecutar a los criminales.

Alrededor de 54 millones de personas estaban inscritas para votar en la elección. En el 2010, Filipinas se convirtió en el duodécimo país más poblado del mundo, con más de 90 millones de habitantes.
Duterte —quien ha sido comparado con el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, por sus también radicales propuestas—  fue alcalde de la región de Davao durante 22 años y con la victoria se convierte en el presidente número 16 de Filipinas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo