Presidenta Dilma Rousseff no es la única

Estos son algunos de los señalamientos de corrupción a líderes alrededor del mundo | También hay alguien de Puerto Rico

Por David Cordero @David_cmercado

Tras una histórica votación de 367 votos contra 137 en la Cámara baja del Congreso de Brasil para que Dilma Rousseff sea enjuiciada políticamente y posteriormente destituida, la presidenta ha dicho que continuará en el poder y acusó a los legisladores de sexistas al señalar que “han tomado una actitud hacia mí que no tomarían con un hombre”.

Rousseff es señalada por presuntamente haber hecho movimientos ilegales de fondos públicos, así como haber ocultado información sobre le estado económico de Brasil y protegido al expresidente Luiz Inácio Lula de Silva, quien también es señalado por actos de corrupción. Pero la presidenta de Brasil no es la primera —y probablemente tampoco la última— funcionaria pública que es señalada, acusada, enjuiciada o incluso condenada por actos de corrupción.

Tan reciente como a principios del mes de abril, el primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, tuvo que renunciar al cargo político tras fuertes presiones por parte del Parlamento irlandés, así como de la opinión pública, luego de verse involucrado en un escándalo financiero mundial.

Puerto Rico

El exgobernador de Puerto Rico Aníbal Acevedo Vilá fue acusado en 2008 de 19 cargos criminales federales por presuntas irregularidades en sus campañas políticas. Un año más tarde, un jurado encontró a Acevedo no culpable de los cargos.

En una amplia investigación periodística titulada “Papeles de Panamá”, sobre cuentas en paraísos fiscales y evasión contributiva, aparece que Gunnlaugsson y su esposa habían creado una empresa en las Islas Vírgenes Británicas con la ayuda de firma panameña Mossack Fonseca.

A finales de marzo, además, una corte en Sudáfrica dictaminó finalmente que el presidente Jacob Zuma usó dinero público para realizar remodelaciones en su residencia privada y exigió al mandatario que devolviera el dinero. Zuma, de 73 años, se apropio de una suma que alcanza los $23 millones. Tras la sentencia, la oposición llevó hasta el Parlamento una petición de destitución, aunque el mandatario logró retener la presidencia, luego de recibir el apoyo de 247 diputados del total de 400.

Por otro lado, en Guatemala el expresidente Otto Pérez Molina fue acusado en abril de 2015 por corrupción y presuntamente ser uno de los cabecillas de una red de fraude aduanera llamada La Línea. Pérez Molina renunció a la presidencia en septiembre de 2015 y se encuentra en una cárcel del cuartel militar Mariscal Zavala, a la espera de un juicio.

En Argentina, por su parte, varios casos de corrupción son investigados al momento, en los que podría verse involucrada la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

No se puede olvidar al expresidente peruano Alberto Fujimori. El exmandatario fue condenado a 25 años de prisión el 7 de abril de 2009, tras ser acusado de asesinato, apropiación de fondos públicos, secuestro agravado, allanamientos ilegales y falsedad ideológica en agravio del Estado. De acuerdo con la organización no gubernamental Transparencia Internacional, Fujimori acumuló una fortuna ilegal de $600 millones, de los cuales solo $160 millones habían sido devueltos al Estado peruano.

En la década de 1970, el escándalo de Watergate provocó una crisis institucional en Estados Unidos, luego de que se involucrara al expresidente Richard Nixon en el caso y se le señalara por abuso de poder y encubrimiento de robo. Ante un inminente juicio político por parte del Congreso de Estados Unidos, Nixon renunció a la presidencia y salió de Casa Blanca el 9 de agosto de 1974. Un mes más tarde, su sucesor, el también republicano Gerald Ford, le concedió el perdón presidencial. Unas 48 personas fueron enjuiciadas y excarceladas por el escándalo de Watergate, gran parte de ellos funcionarios del Gobierno de Nixon.

Loading...
Revisa el siguiente artículo