Fuga de cubanos continúa pese a nueva relación con EE. UU.

La cifra de gente que intenta la peligrosa travesía marina es la mayor en ocho años

Por The Associated Press @AP

WASHINGTON — Al disiparse lentamente medio siglo de hostilidad entre Estados Unidos y Cuba, la nueva relación genera temores entre algunos en la isla comunista de que Washington podría anular una norma migratoria singular que beneficia a los cubanos.

Aunque los temores son en gran medida infundados, decenas de miles de cubanos han huido de la isla desde que el presidente Barack Obama anunció la normalización de las relaciones a fines de 2014. La cifra de gente que intenta la peligrosa travesía marina es la mayor en ocho años, de acuerdo con documentos internos del Departamento de Seguridad Nacional obtenidos por The Associated Press.

“La percepción es que ahora es el momento. Dado todo lo que sucede, me parece lógico que exista esa percepción”, dijo el capitán de guardacostas Mark Gordon.

El acercamiento entre los antiguos enemigos de la Guerra Fría podría beneficiar a la gente de los dos países. Pero los cubanos temen que cuando los turistas y negocios estadounidenses empiecen a fluir hacia La Habana, los políticos en Washington querrán derogar las normas que permiten prácticamente a cualquier cubano que llega a tierra estadounidense obtener la residencia.

Los cubanos pueden obtener la residencia permanente después de un año y la ciudadanía más adelante como parte de la Ley de Ajuste Cubano, vigente desde hace décadas. Ninguna otra comunidad inmigrante recibe el mismo trato. La mayoría de los extranjeros que tratan de entrar a Estados Unidos sin visa intentan cruzar la frontera mexicana, bajo el riesgo de ser arrestados y deportados.

El trato especial que reciben los cubanos siempre ha sido un imán, pero últimamente los intentos de llegar a Estados Unidos por mar han alcanzado cifras que provocan preocupación.

Durante el año fiscal 2015, más de 4,400 cubanos se lanzaron al mar, 20 % más que el año anterior, según cifras de la Guardia Costera. La agencia tuvo que aumentar su presencia en el Estrecho de la Florida para ocuparse de gente en balsas improvisadas sobrecargadas o embarcaciones apenas en buen estado para navegar. Entre octubre de 2015 y marzo pasado, más de 4,300 personas intentaron la travesía.

Puesto que los inmigrantes capturados en el mar son devueltos a Cuba, alguna gente en su desesperación se lesiona con cuchillos o armas de fuego con la esperanza de que la lleven a un hospital en Estados Unidos. Otros tratan de huir del rescate y rechazan los chalecos salvavidas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo