Corte falla a favor de Argentina en demanda de acreedores

La disputa por la deuda se remonta a la crisis financiera de fines de 2001

Por The Associated Press @AP

Una corte federal en Nueva York abrió hoy las puertas para que Argentina cancele su histórica deuda en cese de pagos.

La corte federal de apelaciones del segundo circuito confirmó una decisión judicial previa que permitirá que Argentina pague millones de dólares de deuda a fondos de cobertura internacionales.

La decisión significa una victoria para el país sudamericano y refuerza su habilidad para participar en la economía mundial. Al mismo tiempo es un revés para algunos acreedores que querían mantener ciertas protecciones judiciales. Tras años de batallas en las cortes de Estados Unidos, Argentina ha llegado, desde enero, a acuerdos con varios fondos de cobertura a quienes ha accedido a pagar más de $8 mil millones de dólares.

Sin embargo, al leer su decisión, el juez Christopher Droney dijo que la corte federal en Nueva York debería determinar si Argentina cumple con todas las condiciones impuestas por ese tribunal antes de levantar de forma permanente las restricciones para el pago.

La disputa por la deuda se remonta a la crisis financiera de fines de 2001 cuando Argentina entró en cese de pagos por unos $100 mil millones de dólares. La mayoría de los acreedores renegociaron lo adeudado en dos canjes en 2005 y 2010, que implicaron importantes descuentos, pero un grupo minoritario se negó y algunos de ellos llevaron el caso a los tribunales de Nueva York y ganaron.

En 2012 el juez estadounidense Thomas Griesa dictaminó a favor de estos acreedores y bloqueó los pagos a los bonistas reestructurados, con lo cual Argentina incurrió en una nueva cesación de pagos técnica. Si bien la sentencia no superaba los $1,500 millones de dólares, la negativa del entonces gobierno de Cristina Fernández de cumplir con el fallo llevó a que esa cifra se triplicara. Se sumaron entonces nuevas demandas.

Las cosas cambiaron de forma drástica con la llegada al gobierno del presidente Mauricio Macri en diciembre del 2015. Macri inició las negociaciones con los bonistas litigantes por considerar que un acuerdo es vital para mejorar la imagen del país y atraer inversiones que impulsen a la economía.

El miércoles un panel de tres jueces, incluido Droney, tomó la decisión de levantar las restricciones a los pagos tras escuchar durante más de una hora los argumentos de los abogados de los fondos de cobertura.

Algunos de ellos pidieron a la corte que no levantase las restricciones porque son bonistas minoristas que no negociaron directamente con el país y esperaban lograr mejores condiciones de pago que las ofrecidas.

“Argentina sigue operando como operaba en el pasado. No cambiaron las cosas”, dijo Michael Spencer, abogado de unos 200 bonistas que representan unos 800 millones de dólares. “No nos aten las manos a la espalda”, pidió a los jueces.

Por su parte los abogados de Argentina urgieron a los jueces a levantar las barreras contra el país para así poder recaudar dinero en los mercados financieros y cancelar los pagos. El abogado Paul Clement aseguró a los jueces que el país pagará su deuda y podrá así iniciar una nueva etapa.

En la abarrotada sala de la corte de apelaciones también se escuchó el testimonio de bonistas que participaron en los canjes pero que no reciben dinero en intereses desde hace años debido a las órdenes de Griesa que impedían el pago.

La audiencia tuvo lugar un día antes del plazo establecido como límite para que Argentina realice el pago de 4.653 millones de dólares a sus acreedores más importantes. Durante la audiencia, sin embargo, se dejó entrever que el pago no se podrá realizar hasta dentro de algunos días.

Loading...
Revisa el siguiente artículo