Tesoro antillano a una hora de Puerto Rico

Nieves. Los residentes aprovecharon cada edificación histórica para el deleite de sus visitantes

Por Sonia E. Rivera @soniaerivera

Aunque fue una colonia británica en el pasado, Nieves (conocida como Nevis en inglés) presenta en la actualidad un legado en cada plantación de azúcar que privilegia sus espacios arquitectónicos.
Cada rincón de la isla Nieves muestra diversos restos de las plantaciones más antiguas del Caribe, un patrimonio de la humanidad, que, además, brinda a cada viajero un momento de relajación, disfrute gastronómico o la oportunidad de practicar algún deporte.

“Nieves se considera el primer bastión británico del Caribe. Ellos (tanto ingleses como franceses), cuando colonizaron la isla, hicieron las plantaciones de azúcar mucho antes que los españoles, quienes tuvieron un intento a finales del siglo XVI en Puerto Rico y La Española sin mucho seguimiento”, explicó Luis Alberto Lugo Amador, historiador y profesor de la Universidad de Puerto Rico, quien ha viajado a más de 150 países.

“En el Caribe hispano no vas a ver restos de plantaciones más antiguas, si acaso del siglo XVIII o más del siglo XIX. En cambio, en Nevis y San Cristóbal también puedes ver restos del siglo XVII, las más antiguas del Caribe en términos arqueológicos”, dijo Lugo.

Resulta que en Nieves se han conservado esas edificaciones alrededor de la isla. En algunos casos, han convertido los espacios en lujosos hoteles y restaurantes, como Golden Rock Inn, Montpelier Plantation & Beach o Nisbet Plantation Beach Club.

“Ellos juegan mucho con la ruina calculada, con esa nostalgia, ese esplendor, que provee la ruina. Ruina calculada, como la llamo, porque es una ruina bonita y, en general, en toda la isla se juega con ese ambiente”, comentó Lugo.

Además de sus plantaciones y el museo de historia de Alexander Hamilton, puede disfrutar de aguas termales abiertas al público. Estas aguas provienen de un volcán inactivo que será parte esencial de un nuevo proyecto.

Según Greg Phillip, CEO de la Oficina de Turismo, Nieves entrará al mercado de energía renovable en el 2017 para venderla a otras islas cercanas.
Por ahora, el Gobierno lleva todos sus esfuerzos en mover su economía a través del turismo, confirmó Phillip a Metro, quien clasificó la isla en tres categorías principales.
La primera, turismo deportivo, con varios eventos, como el triatlón o carreras de autos en la pista St. James.

Le sigue la gastronomía, como el Festival del Mangó, en el que presentan chefs internacionales, quienes ofrecen recetas con la fruta y productos del mar siempre frescos. Y, por último, nos dijo en español: “Es la isla más romántica”, pues se ofrecen ceremonias matrimoniales en todas sus hospederías.

“Invito a los puertorriqueños a venir. Aquí tendrán cientos de actividades por hacer. Será una buena manera de escapar de la rutina.  Vengan a hacer deportes o simplemente vengan a pasarla bien y relajarse”, expresó.

    

Curiosidades de la isla Nieves
 

  • Avenida Palmas.  Ruta para los recién casados. Al contrario de algunas zonas de París, Francia, o el puente de Brooklyn en N. Y., donde los visitantes sellan un amor con un candado, en Nieves las parejas escogen para casarse una palma del hotel Nisbet Plantation Beach Club, del siglo XVIII. Una vez culminada la ceremonia se coloca un letrero con sus nombres junto a la palma.
  • Fauna. Puedes ver monos black-faced vervet, cabras o vacas en las calles. Muchas vacas son amarradas con cadenas por sus dueños debido a la falta de verjas.
  • Al guiar. Calmado y distinto. Para los que están acostumbrados a conducir en EE. UU. o en Puerto Rico, sepan que en Nieves los autos tienen el guía en el lado derecho y se usa el carril izquierdo para manejar por los campos y la costa con tranquilidad.
Loading...
Revisa el siguiente artículo