Rosselló ante advertencia de protestas: "Yo no voy a ser rehén de nadie"

Así lo comentó hoy el gobernador luego de anuncios por parte de los policías y trabajadores eléctricos del territorio

Por Ronald Ávila Claudio

“Yo no voy a ser rehén de nadie. Yo no voy a ser rehén de nadie”. Estas fueron las expresiones del gobernador Ricardo Rosselló ante las preguntas de la prensa, luego de que los gremios de policías y de trabajadores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) advirtieron sobre posibles protestas ante la privatización del sistema eléctrico y la tétrica situación del retiro de la Uniformada.

Ayer, el mandatario anunció que comenzará un proceso de 18 meses para privatizar la corporación pública, acto que ha levantado asperezas entre los sindicatos de trabajadores de la AEE.

Los policías, por otra parte, celebraron también ayer una reunión con Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, en aras de buscar soluciones a su recorte de pensiones, que se redujo hasta en un 39% de lo que cobran antes del retiro.

“Yo tengo la mayor disposición –y lo he demostrado– de colaborar y de hablar con todo el mundo. Con la policía, ya hemos tenido un sin número de espacios de conversación. Se ha atendido algunos de sus reclamos, por ejemplo, extender el uso del enfermito y de las vacaciones. Yo he sometido unas medidas legislativas que van a ayudar a la Policía. Por ejemplo, el que se puedan acoger al seguros social y que puedan trabajar part-time con todas las protecciones del Estado”, indicó Rosselló.

Según destacó una compañera periodista en una conferencia de prensa de Rosselló, los uniformados advirtieron luego de su reunión con Jaresko que estarían de brazos caídos si la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER) decide tirarse a la calle a protestar.

El pasado diciembre, ante la falta de pago de horas extras trabajadas luego del huracán María, los policías realizaron una manifestación parecida, pero esta vez ausentándose de los cuarteles. Para el día primero de enero, según las cifras del Departamento de Seguridad Pública, se reportaron enfermos más de 3,000 agentes del orden público.

Sobre la posibilidad de protestas en la UTIER por la privatización de la AEE, asunto que fue discutido hoy en una conferencia de prensa del gremio, Rosselló acotó: “Esta transformación la queremos hacer con los empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica. Que el sistema de retiro esté seguro. Si alguien tiene una expresión pacífica que hacer, nuestra opinión siempre ha sido háganlo”.

No obstante, agregó: “Ahora bien, hay que tirar la línea. De eso a no hacer su trabajo, constituye una gran diferencia”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo