Puertorriqueños ocupan sobre 300 habitaciones en hoteles de Massachusetts

La ciudad de Boston ha recibido a muchas familias puertorriqueñas que han salido de la isla tras el paso del huracán

Por Inter News Services

Sobre 300 habitaciones de hoteles están siendo ocupadas por puertorriqueños en el estado de Massachusetts, a través del programa de Transitional Sheltering Assistance (TSA).

La información la dio a conocer hoy el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, quien agradeció a su par de Massachusetts, Charlie Baker, y al alcalde de Boston, Martin Walsh, por su ayuda a la isla tras el paso del huracán María.

El estado de Massachusetts ofreció asesoría previo a la tormenta y respuesta inmediatamente luego del paso del ciclón.

Mientras, Boston ha recibido a puertorriqueños que han salido de la isla tras el impacto del fenómeno atmosférico.

Baker comentó que en Boston “tenemos la segunda población puertorriqueña más grande de cualquier otra ciudad en los Estados Unidos”.

Durante un encuentro con los estadounidenses, el primer ejecutivo también enfatizó sobre el impacto que tuvo en la Isla el paso de los huracanes Irma y María.

“Previo a ello, teníamos algunos desafíos en el frente económico cuando asumí el cargo a principio de este año y esos desafíos aún continúan. Ahora, a medida que nos alejamos de la fase de emergencia en Puerto Rico y comenzamos a alcanzar la normalidad, el próximo paso importante es reconstruir mejor, más fuerte y de forma más inteligente que antes”, declaró Rosselló Nevares.

De igual forma, el gobernador recabó el apoyo de los ciudadanos estadounidenses cara a dos temas: la reforma contributiva federal y el proyecto suplementario para la recuperación.

“La reforma contributiva no incluye a Puerto Rico ni en la versión del Senado ni en la versión de la Cámara. No incluir a Puerto Rico significa tratar a Puerto Rico como un país extranjero. Significa que impondrán otro impuesto sobre Puerto Rico que, en la situación actual, ya está en grave peligro económico, será una carga aún más pesada que afectará a la mitad de nuestra economía, el 25% de nuestra fuerza laboral y el 30% de nuestras fuentes de ingreso”, sentenció el primer ejecutivo.

Añadió que “estamos pidiendo trato igual para los ciudadanos americanos de Puerto Rico, así como aquellos en Texas, Florida, California y las Islas Vírgenes, a fin de que podamos tener la oportunidad de reconstruir mejor y más fuerte que antes. Si logramos eso, estoy seguro de que estaremos en el camino de reconstruir un Puerto Rico más fuerte y resiliente”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo