Acreedores rechazan a Zamot para liderar sistema eléctrico

En una moción presentada ante el Tribunal Federal, cuestionaron las credenciales del ingeniero

Por Ronald Ávila Claudio
Acreedores rechazan a Zamot para liderar sistema eléctrico

El grupo Ad Hoc de acreedores de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) presentó ayer un estudio ante el Tribunal Federal para objetar el nombramiento de Noel Zamot, escogido por la Junta de Control Fiscal (JCF) para ser el jefe de transformación de la corporación pública.

El documento, preparado por el consultor Derek Hasbrouck, señala que el exmilitar no tiene las credenciales para liderar la revitalización del sistema eléctrico del territorio luego de la devastación que dejó el huracán María. La objeción también apunta a que el sistema de energía del país necesita una “restauración” y no una “transformación”. Y es que, los bonistas entienden que la prioridad para la AEE debe ser restablecer el servicio de energía a los hogares de Puerto Rico.

“La AEE necesita un ejecutivo experimentado para implementar la reparación de la red eléctrica. El señor Zamot, cuyo curriculum vitae muestra experiencia en seguridad aeroespacial y cibernética, parece ser un ejecutivo competente y capaz en sus campos, pero la administración de la empresa eléctrica de propiedad pública más grande en los Estados Unidos, en este momento de crisis, requiere a un ejecutivo del campo de la energía con experiencia y formación en ingeniería eléctrica y contactos en todo el país en otros servicios importantes. El señor Zamot no tiene estas habilidades y experiencia necesarias para liderar la AEE”, destaca el documento entregado a la corte federal.

Según el estudio presentado por los bonistas, la discusión sobre la transformación del sistema eléctrico de la isla no debe entorpecer la posibilidad de que los boricuas tengan electricidad.

Señalan ineficiencia en gestión de la AEE luego del huracán

Hasbrouck apuntó en su investigación que la AEE no preparó un plan de respuesta para enfrentar la devastación del ciclón, aun cuando conocían con suficiente anterioridad sobre la trayectoria del mismo. Esto, para el miembro de la firma PA’s Management Group, costó tiempo y recursos a la corporación pública.

La AEE, agregó el experto contratado por los acreedores, no puso en marcha los protocolos comúnmente usados para responder a los desastres naturales.

De otra parte, los bonistas resaltaron que la administración de la corporación pública no aprovechó la ayuda que podía proveer la American Public Power Association. En el escrito, Hasbrouck compara la restauración del sistema eléctrico en Florida, situación que fue resuelta en menos tiempo que en Puerto Rico, porque utilizaron cerca de 21,500 trabajadores de otras autoridades de energía. “La razón primaria detrás de la lentitud en la revitalización de energía eléctrica [en la isla] es la falta de celadores”, añade la moción.

Situación de la AEE según Hasbrouck

En un apartado contradictorio, Hasbrouck señala que los daños en el sistema eléctrico no son tan grandes como los pinta el gobierno, aunque menciona que el golpe de María e Irma a los activos de la AEE son significativos.

  • Plantas generatrices – no presentan daños mayores
  • Subestaciones de transmisión – no hay daños significativos
  • Torres y líneas de transmisión – 5.4% de las torres están dañadas y 4.5% de las estructuras tienen daños en los conductores o aisladores
  • Subestaciones de distribución – No observan daños sustanciales. Efectos menores en algunos de los circuitos. 5 subestaciones han sido pérdida total a causa de las inundaciones.
  • Líneas de distribución y postes eléctricos – 6% de los postes en San Juan presentan daños y otro 4% tiene algún equipo malogrado. En el sur, el 21% de los postes están rotos y un 5% de las localidades tienen algún daño en sus equipos.
Loading...
Revisa el siguiente artículo