Cruz Roja, protagonista en la emergencia tras María

La organización sin fines de lucro ha puesto a disposición de Puerto Rico su tecnología, recursos humanos y suministros

Por Ronald Ávila Claudio

En medio del desastre que dejó María tras su paso por Puerto Rico, la Cruz Roja se ha convertido en uno de los protagonistas para atender la emergencia, utilizando su tecnología más reciente.

Desde un cuarto en el edificio de la Fundación Ángel Ramos, trabaja un grupo holístico de profesionales, entre los que se encuentran expertos en planificación y recolección de datos, quienes son el cerebro de toda la operación de la entidad sin fines de lucro. Entre otras cosas, entrega suministros, brinda servicios de salud y orientación a los damnificados.

Precisamente, como parte de sus labores, el equipo de planificación creó una aplicación desde la cual los voluntarios y todo el grupo de la organización divisan el estado de situación del país, para así no duplicar los esfuerzos de recuperación y ser certeros a la hora de transportar suministros.

“[El mapa] dice a dónde van los camiones todos los días. También vemos dónde está la Guardia nacional y otros grupos, por si ya están repartiendo agua y comida para nosotros impactar otros lugares”, explicó Christopher Young, responsable de crear el mapa conocido como RC View.

El gráfico, que pueden acceder desde teléfonos o tabletas, también muestra los lugares que aún no han visitado y el trayecto de un camión que lleva WiFi gratis a las comunidades incomunicadas del territorio. La Cruz Roja, agregó Young, también recoleta información sobre las carreteras intransitables, así como el estado de energía eléctrica, agua potable y telecomunicaciones.

“El desafío ha sido fuerte para nosotros, sobre todo para poder trazar la logística y proveer información a tiempo a nuestros voluntarios. Lo bueno es que pudimos obtener esta información digitalmente, no en papel, usando celulares satelitales. También tenemos 12 zonas y desde ahí nuestros líderes nos ofrecen información que se pone en el mapa para el beneficio de todos”, sostuvo Diego Zavala, quien es parte del equipo de planificación local de la Cruz Roja.

De acuerdo al funcionario, es la primera vez en que Puerto Rico se utiliza dicha tecnología para atender la emergencia, y será de gran beneficio para futuras situaciones complejas.

Un desastre nivel siete  

La situación que el ciclón creó en Puerto Rico, según Young, está catalogado con un desastre nivel siete, máximo escalón en la escala de la Cruz Roja, que requiere todo el compromiso monetario y humano de la organización.

“Estuve en Texas cuando Harvey, también Sandy en Nueva York, pero este huracán es realmente único. Sobre todo, la cantidad de personas sin energía, y el tiempo de ello. La falta de comunicación, las torres de radio en el suelo. En los Estados Unidos continentales las personas tienen la habilidad de guiar y pueden tener recursos. Aquí la respuesta es bien diferente, sobre todo cuando los suministros pueden tardar 10 días en llegar por ser una isla”, acotó Young.

Según explicó Lee Feliciano, directora ejecutiva de la organización, ahora se encuentran en la etapa de respuesta, que conlleva llevar suministros de primera necesidad a la población. Ante una devastación tan grande, la funcionaria detalló que han empleado unos 550 voluntarios, entre ellos personas que vienen de países como Perú, Finlandia y Estados Unidos, pero aún necesitan más apoyo.

Hasta el momento, la Cruz Roja ha repartido 1.3 millones de libras en alimento a los puertorriqueños. Han visitado, 17 municipios y conectado a más de 5,100 personas a través del camión satélite, así como en su página de Internet.

Cuando comience la fase de recuperación, soltó Lee, esperan ayudar a comunidades vulnerables de la isla, como los ancianos y la clase media a rehacer sus vidas. En dicho escalón podrían brindarle apoyo para, por ejemplo, reconstruir sus viviendas.

“[Me preocupa] La población de ancianos que no tiene la movilidad para surtirse y otra población, que muchas veces se vuelve invisible: la clase media. Ellos no reciben ayuda gubernamental, son trabajadores y viven cheque a cheque”, sentenció Lee.

La directora ejecutiva hizo ayer un llamado a aquellos que deseen ser voluntarios de la organización a llegar hasta sus oficinas frente a Centro Médico o inscribirse por Internet en la página cruzroja.net

Loading...
Revisa el siguiente artículo