Impactada la costa oeste de la isla tras el paso del huracán María

Metro realizó un recorrido por los municipios de Añasco y Rincón dónde pudo observar los estragos causados por la fuerte marejada ciclónica, que se tragó arena en las playas favoritas de bañistas locales y turistas

Por Jennifer González
Impactada la costa oeste de la isla tras el paso del huracán María

El paso del huracán María por la Isla afectó severamente la zona costera. Uno de los efectos más evidentes es la erosión del mar que ya provoca graves consecuencias en la infraestructura de varias hospederías en el área oeste.

Metro realizó un recorrido por los municipios de Añasco y Rincón dónde pudo observar los estragos causados por la fuerte marejada ciclónica, que se tragó arena en las playas favoritas de bañistas locales y turistas. Además destruyó unidades de hoteles, paradores y centros vacacionales.

El parador Villa Antonio fue uno de los lugares que sufrió fuertemente el embate del fenómeno atmosférico del pasado 20 de septiembre, y es que el entró a siete de sus unidades familiares que fueron declaradas pérdidas, según indicó Hector Ruíz, accionista de la hospedería localizada en el pueblo de los bellos atardeceres.

De hecho, la administración tuvo que reducir su plantilla de empleados del parador fundado en el 1960.

Ruíz destacó que la ayuda y cooperación de los empleados en estos momentos ha sido fundamental para la limpieza y recuperación del lugar, por lo que esperan poner en marcha nuevamente la operación de las villas próximamente.

De otra parte, el fuerte oleaje que prpvocó María hizo desaparecer parte de la playa privada del hotel Rincón Beach Resort. “No hay playa, el agua llegó al tablado y se metió hasta la piscina”, contó uno de los empleados del hotel.

También el agua se filtró por algunas de las habitaciones, daños a ventanas y puertas y ascensores así como también la abundante vegetación que adornaba el área central del hotel “se secó”.

De acuerdo con el gerente general de la hospedería ubicada en Añasco, William Crespo podrían estar listos para operar a mediados de octubre. Esto contando con que los servicios de agua, luz y telecomunicaciones se reestablezcan.

Sobre el efecto de María en las zonas costeras, el oceanógrafo Aurelio Mercado, explicó que en todo el mundo “las playas están desapareciendo con el aumento del nivel del mar”. Mercado sostiene que el factor es la falta de planificación en las costas.

“Aquí se ha construido muy cerca de la orilla, ahora es que vemos (los efectos)”, al tiempo que responsabilizó al gobierno por otorgar los permisos de construcción.

“Todos esos edificios en Rincón que se han visto afectados, es debido a que los hicieron donde no se supone que deberían haberlos puesto. Lo hemos visto con el paso de María”, dijo. Calificó como una “perdida de tiempo” los esfuerzos para una Ley de Costas. “El aumento del nivel del mar es un asunto importante. No pueden seguir haciendo lo que están haciendo… construyendo en Puerto Rico como se ha hecho hasta ahora”, insistió.

Los esfuerzos remediativos de algunos propietarios de hoteles en el Oeste no darán resultados, a juicio del científico. "Hay dueños que están tratando de remediar el asunto, tirando piedras, pero el daño será irreversible, ya que dañará la playa y se perderá”, advirtió. Y es que según Mercado para que el mar vuelva a llegar a su estado original podría pasar año y medio. “Esto ocurre durante el verano, donde el oleaje devuelve la arena a la playa, pero va a depender de cuanta cantidad de área que se llevó. Lo que sí es inminente es que a la larga la se va achicando".

Mira la fotogalería:

Loading...
Revisa el siguiente artículo