Jeffrey Buchanan, "la devastación me abrumó"

A quince días del huracán María, el general de tres estrellas que lidera los esfuerzos militares de emergencia en el territorio dice no estar satisfecho con la cantidad de suministros que han llegado

Por Ronald Ávila Claudio

Los ojos de Jeffrey Buchanan, un general de tres estrellas del ejército de los Estados Unidos, han sido testigos de eventos dolorosos que no tienen precedentes. Además de presenciar la devastación de la guerra, trabajó en Texas y Florida luego del golpe de dos huracanes. A pesar de su larga trayectoria, y de todo de lo que ha visto, dice que la destrucción que dejó el huracán María en Puerto Rico lo “abrumó”. No hubo rincón en el territorio, describió, que no haya sido tocado por la tormenta.

 

Para sacar al país de la emergencia, agregó, no es posible estimar tiempo. El ejercitó, sostuvo, está trabajando para que todo se normalice “en los próximos días”. Aun así, Buchanan, nombrado por el Departamento de Defensa federal como jefe de los esfuerzos militares para la recuperación del Estado Libre Asociado, reconoció que a quince días del paso del ciclón no está “satisfecho” con la cantidad de suministros que han llegado a la isla.

 

Sin embargo, reafirmó sin titubear que Puerto Rico tiene todo el apoyo de Casa Blanca, aunque aún haya gente quejándose de no tener comida en sus manos.

 

¿Cómo usted describe el estado de la isla quince días después del huracán María?

 

Estamos progresando, pero aún queda un largo camino. Hoy [ayer] fui a Ponce y la cantidad de carreteras limpias en el interior de la isla son considerablemente más que hace dos días. Tomaré prestada una cita de un amigo: ‘hoy estamos mejor que ayer, pero espero mañana estar mejor que hoy”.

 

Pero siendo específico, ¿hay suficientes suministros en la isla para toda la población?

 

La respuesta es que no estoy satisfecho con eso. Creo que debemos seguir trayendo más. Vi muchos carros hoy, hasta en el sur de la isla y en las montañas. Eso es una señal de que la gente tiene gasolina. ¿Pero es suficiente? Si José no tiene suficiente gasolina para ir y venir del trabajo, la economía nunca volverá a la normalidad. Estaré feliz cuando haya gasolina y diésel por todos lados y nadie tenga que hacer una fila.

 

Aún hay alcaldes que dicen que su gente no tiene comida y agua, ¿qué están haciendo para solucionarlo?

 

Ahora que tenemos los puertos abiertos, estamos corriendo cuatro grandes puntos de distribución de suministros en Aguadilla, San Juan, Ceiba y Ponce. Desde ahí se distribuyen a 11 centros regionales de la Guardia Nacional. Ahora el plan es redoblarlo a 22 puntos de distribución. Pero ahora mismo lo que hacemos es que los alcaldes van a recoger los alimentos y eso causa una carga extra de personas que necesitan gasolina y transportación. Ahora el acuerdo, a base de lo que solicitó el gobernador, es que la Guardia Nacional distribuya los alimentos a los 78 pueblos de la isla.

 

Pero lo que la gente quiere saber es cuándo tendrá los alimentos en sus manos.

 

Si te doy una respuesta…hay personas ahora mismo por todas partes de la isla con comida en sus manos. Probablemente hay excepciones también. Pero les diría a las personas que tienen información y que necesitan ayuda que lo canalicen a través del Estado Libre Asociado y nosotros les ayudaremos desde la perspectiva militar.

 

¿Pero espera que se normalice la situación en los próximos días?

 

Yo pienso que sí, en algunos días la red de distribución debería estar. Nosotros no podemos distribuir suministros a todo el mundo. Necesitamos que las plantas de agua estén de vuelta para que la gente tenga acceso al agua. Estuve en Vieques hace unos días y allá las cosas están en mejor forma que en isla grande. Hace unos días 70 % de la población tenía agua y ahora creo que está cerca del 100 %. Vieques está supliendo agua a Culebra, así que hay cosas buenas pasando.

 

¿Cuál es su impresión del desastre que dejó María en Puerto Rico?

 

La devastación me abrumó. Esto fue realmente catastrófico, no hubo nadie que no haya sido afectado por el huracán. Pero a cada sitio que voy, veo gente ayudándose entre sí. El sentido de comunidad, el sentido de familia que hay aquí nunca lo había visto en ningún lado.

 

¿Qué le dijo el presidente Donald Trump durante su visita?

 

Que enviará toda la ayuda que Puerto Rico necesite.

Loading...
Revisa el siguiente artículo