Usan energía solar para iluminar Adjuntas

Esta iniciativa busca mermar la peligrosidad que hay en el pueblo tras la falta de electricidad

Por Metro Puerto Rico

La iniciativa ‘Iluminar a Adjuntas con el sol’ arrancó este fin de semana, cuando llegó a la montaña el primer cargamento de ayudas del grupo de la diáspora boricua Texas United for Puerto Rico, así como de otras amistades de Casa Pueblo en Estados Unidos.

El cargamento llegó a San Juan el viernes en la noche y ya el sábado estaba clasificándose en Casa Pueblo, donde se inició inmediatamente la repartición de las primeras 650 bombillas solares y otras ayudas adicionales como toldos, sierras eléctricas, generadores de energía solar, generadores eléctricos, estufas, baterías y linternas, entre otros.

“Iluminar a Adjuntas con el sol es nuestra iniciativa puntual para aplacar los estragos naturales, burocráticos y humanos post huracán María”, dijo Arturo Massol Deyá, director asociado de Casa Pueblo de Adjuntas. “Vamos a Iluminar al pueblo con el apoyo de la diáspora y de las amistades internacionales de Casa Pueblo, sin petróleo ni cenizas de carbón ni gas natural. Con la energía solar que nos sobra, no nos cuesta, no nos contamina y en torno a la cual ha girado gran parte de nuestro trabajo educativo y comunitario durante 38 años”.

El proyecto de autogestión comunitaria persigue atender los problemas de seguridad que la ausencia de alumbrado provocan como riesgos a incendios por el uso de velas, caídas de personas especialmente de edad avanzada y prevención de la delincuencia.

Además del cargamento desde Houston, Texas, temprano el viernes, Maru Pabón, estudiante puertorriqueña en Nueva York, hacía entrega de las todas las luminarias solares que pudo traer consigo en el vuelo que la trajo de vuelta a su hogar. Ayudas como esa también iluminan a Adjuntas hoy con el sol y la solidaridad.

“Queremos que cada casa de Adjuntas conviva con la energía solar en estos tiempos de crisis y de aprendizaje”, añadió Alexis Massol González, director ejecutivo de la organización adjunteña.

“Que cada familia tenga su propia iluminación solar y que se replique concurrentemente en otras comunidades del País”.

La repartición de las primeras 650 bombillas solares, 400 de ellas donadas por la empresa Direct Energy de Houston, se inició el sábado en la sede de Casa Pueblo y el domingo en un sector del Bosque La Olimpia, en el pueblo, barriadas y otros barrios. Cientos de lámparas más están en camino incluyendo unas 1,000 unidades del Sierra Club nacional las cuales se compartirán según se reciban.

Como el grupo de puertorriqueños Texas United for Puerto Rico también envió otro tipo de cargamento además de bombillas solares, una de las plantas generadoras de energía, por ejemplo, se llevó e instaló en el Hogar La Misericordia en el pueblo, donde residen ancianos y ancianas necesitados.

El costo de cada lámpara solar fluctúa entre $7 y $14 por unidad. “No depende de las líneas de transmisión ni distribución, es libre de combustibles fósiles, inmediato, liviano, seguro, económico y beneficia a la gente directamente”, añadió Massol Deyá a través de un comunicado de prensa.

 

Pedimos a las personas, especialmente a nuestros hermanos que residen fuera de Puerto Rico y quieran aportar a esta iniciativa, que por favor compren cualquier modelo de bombilla o lámpara solar y las envíen a nuestro centro de acopio en Houston, ya que no se permite su envío directo a Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo