¿Quieres viajar pero piensas que no tienes el dinero?

Por Wilmarie Rivera y Miguel Camilo

Si tu respuesta es afirmativa, debes saber que si reduces gastos innecesarios podrás ahorrar para hacer el viaje de tus sueños. En algunos casos les hemos explicado a las personas cómo ahorrar cuando me preguntan cómo logramos viajar más de una vez al año, y la respuesta que nos dicen es que no cobran mucho o no les sobra dinero. Sin embargo, nunca faltan las carteras de diseñador, las salidas a comer o la ropa de moda.

El ser humano siempre busca cualquier escape para decir que no puede. Es algo más mental que otra cosa. Por eso decidimos crear una serie de publicaciones sobre cómo manejar tus finanzas, las aplicaciones que te ayudan a organizarte económicamente de una forma automática y divertida, también cómo ahorrar para tus viajes deseados o para tu vida como tal.

Primero que todo, debes controlar tu cartera o mejor dicho tus finanzas. Una vez lo logras, lo demás resulta más sencillo aunque esto involucre un poco de sacrificio y fuerza de voluntad.

Pero ¿cómo organizas tus finanzas? Debes hacer un análisis básico de tus gastos. Aquí te darás cuenta de los gastos que realmente tienes e inclusive hasta encontrarás “gastos escondidos”. Estos gastos escondidos son aquellos que sabes que los tienes o los haces, pero no los restas de tu cheque como a un gasto fijo como lo es pagar la casa. Usualmente, son gastos de cantidades pequeñas como por ejemplo: comprarte un café, cigarrillos, ir al beauty, hacerte las uñas, comidas en fastfoods, entre otros gastos no contemplados.

¿Qué tenemos que tener en este análisis?

  • Tu ingreso ya sea semanal, bisemanal o mensual incluyendo algún bono o cualquier dinero extra.
  • Escribe todos los gastos que tienes mensual: Identifica tus gastos recurrentes (cigarrillos, celular, cable, Netflix, almuerzos, peaje etc.) Identifica tus deudas (casa, carro, préstamo estudiantil, etc.)

Si haces el análisis en Excel quedará algo similar a este ejemplo:

 Una vez hayas hecho el análisis encontrarás gastos que no te acordabas que tenías o que representaban una gran cantidad de tu cheque. También te darás cuenta de algunos gastos, que tienes que hacerte la pregunta si son realmente necesarios en tu vida como gastos de estilos de vida o hábitos de consumo. Con este ejercicio podrás ver claramente tus gastos escondidos.

¿Qué haces ahora?

Una vez sepas cuánto te sobra y qué gastos puedes recortar, planifica para qué quieres ahorrar. ¿Qué te motiva a ahorrar? Puedes planificar ahorrar para ese viaje que tanto deseas, para saldar el préstamo estudiantil, para comprarte un mejor carro o una casa, para retirarte temprano, entre muchas otras posibilidades.

Algunas recomendaciones son las siguientes. Depende de ti qué tan lejos o creativo quieras ser:

  • Elimina el gasto de cable tv. Existen suscripciones como Hulu, Netflix o Roku en donde tienes canales locales e internacionales y películas. Esta una buena alternativa de recorte de gasto ya que estas suscripciones fluctúan entre $8 a $20 mensuales versus $100 aproximadamente de cable mensual. Si no puedes eliminarlos, busca una mejor tarifa.
  • Reduce el costo de tu pago mensual de tu celular. Aunque no lo creas las compañías de celulares se mueren por que te quedes con ellos. ¿Por qué no aprovechar eso? Si eres un cliente de muchos años exige una mejor tarifa, por ejemplo más GB o reducir el costo mensual. Si no, hay ofertas de la competencia bastante atractivas que te ayudarán a lograr tu objetivo.
  • El siguiente gasto podría crear algo de controversia y más ahora en este tiempo que un porciento grande de la población “su meta es bajar de peso”. No obstante, puedes identificar si el costo de la mensualidad de tu gimnasio los vale o si realmente le estas sacando provecho. Recuerda, correr bicicleta, correr o caminar es gratis. Para hacer ejercicios lo único que necesitas es disciplina como lo necesitas para ahorrar y para otras cosas de la vida.
  • ¿Les mencionamos que teníamos que hacer sacrificios, cierto? Pues uno de ellos es llevarte comida al trabajo en vez de almorzar afuera. Si haces el cálculo promedio, almorzar todos los días, te sale entre $300 a $400 mensuales dependiendo de tu dieta, gustos o necesidad.
  • ¿Recuerdas los gastos escondidos? Pues sal de ellos. Si crees que no lo necesitas, evita la regularidad de comprar zapatos, camisas o mahones. También reduce o elimina el consumo de cigarrillos o alcohol. No tan solo ahorras dinero en algunos de estos gastos, si no, hasta mejoras tu salud.
  • Evita cargos por retrasos en tus mensualidades.

Si resumimos los gastos que se pueden recortar, más o menos estaríamos hablando de unos $725 mensuales. Recuerda que este análisis varía de acuerdo a los gastos y compromisos económicos de cada persona. No obstante, al final lo que importa para muchos son los números. 

Resumen:

  • Cable Tv – $100
  • Celular –   $80
  • Gimnasio – $80
  • Comida – $300
  • Gastos escondidos – $150
  • Cargos (penalidades)- $10 a $15
  • Total $725

Este número podría ser mayor o menor, todo depende de tus deudas y tus hábitos de gastos. ¿No se verían mal $725 en tu cuenta cada mes, verdad? Una expectativa ideal sería, reducir al menos el 40% o 45% de tus gastos actuales, o sea, entre $300 a $325 mensual. Esta cantidad redundaría en $3,900 anuales ahorrados.

Como mencionamos al principio, sin un análisis real de tus finanzas, no podrás visualizar tus gastos ni ahorrar. Para lograr los objetivos que te propongas debes comprometerte contigo mismo y tener disciplina como para todo en la vida: planificación y a veces sacrificio. Una vez lo logres y veas el resultado (como cuando haces dietas y ejercicios), verás lo gratificante que se siente haber cumplido una meta. Estarás feliz y relajado.

¿Utilizas otro método de ahorro? Visita nuestra página web www.latitudperfecta.com para más consejos y reseña de lugares. También búscanos en Facebook, Twitter, Instagram y You Tube.

¡Échale ganas y verás que puedes viajar a una Latitud Perfecta!

Loading...
Revisa el siguiente artículo