Industriales preocupados por el futuro de la isla en la reforma contributiva

Si la medida se aprueba como está, sin incluir a Puerto Rico, se perderían más de 250,000 empleos

Por Miladys Soto
Industriales preocupados por el futuro de la isla en la reforma contributiva

El presidente de la Asociación de Industriales de Puerto Rico (AIPR), Rodrigo Masses, destacó la preocupación del sector de que la isla no sea incluida en la reforma contributiva federal, que ya está en comité de conferencia al haber sido aprobada el viernes por el Senado.

Según explicó, el grupo continuará las labores de cabildeo en Washington, con el propósito de que la isla no se vea perjudicada por la medida. "En el Senado no tenemos Senadores del Partido Republicano, porque del Demócrata sí los tenemos", dijo el portavoz de la AIPR en conferencia de prensa junto con su equipo de abogados y de contabilidad.

"Que tengamos certeza de que eso se va a lograr de esa forma, definitivamente no y por eso es esta conferencia de prensa. Estamos bien preocupados y bien preocupadas", agregó el industrial, quien detalló que los próximos 10 días son coyunturales.

Este comentó que de las jurisdicciones foráneas la única que se ve obligada a cumplir con reglamentos federales estadounidenses, salario mínimo y leyes de cabotaje es Puerto Rico. "Puerto Rico es parte de Estados Unidos, los empleos de aquí son estadounidenses", precisó.  Asimismo, indicó que la posición del Gobierno "es que se legisle para incluir a Puerto Rico en unos empowerment zones, que permita a las empresas pequeñas y medianas a desarrollarse. Y el segundo criterio es que en efecto se excluya a Puerto Rico de los tratos impositivos que nos aniquilarían la economía", sostuvo.

Si madura como pinta sería catastrófico, no para los 70,000 empleos directos y los 250,000 indirectos, no para eso, sería catastrófico para todos porque posiblemente eso es lo único que nos queda en Puerto Rico", indicó Masses.

De acuerdo con Masses, dichas zonas aduanales permiten que ciertas áreas afligidas económicamente tengan unas ventajas competitivas. Este precisó que no están aún definidas en el proyecto, por lo que buscan que la isla sea declarada como una de ellas.

El presidente de la Asociación de Industriales explicó que en el código aduanal Puerto Rico está incluido como doméstico, parte del territorio estadounidense. Sin embargo, en términos contributivos es visto como una jurisdicción no doméstica.

"No es que nos den un beneficio, es que sean justos", opinó por su parte el abogado Antonio Colorado.

Delinean un plan B

Masses contó que de no dar resultado las gestiones que han realizado hasta el momento y que la reforma fuera convertida en ley, la opción sería en el trámite legislativo que realizará el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

"Luego de que esa ley esté, viene entonces u proceso administrativo. El Departamento del Tesoro tiene que desarrollar aquellos reglamentos que apliquen a la implementación de la intención legislativa", contó Masses, quien añadió que en ese proceso podrán abogar por la isla tras analizar la ley ya aprobada.

"Si todo lo que estamos haciendo falla, el plan B entonces es tratar los modelos que puedan ocuparse en la ley, o tratar de atenderlo en el proceso administrativo", explicó.

Exhortan a congresistas republicanos

Finalmente, Masses hizo un llamamiento a los senadores republicanos Marco Rubio y Chuck Schumer para que aboguen por la isla, aunque voten a favor de la medida.

"A Marco Rubio le debería de preocupar en efecto que lo que le ocurra a Puerto Rico no le caiga a él en los hombros. Porque si le cae a él en los hombros esa diáspora que se está organizando cada día mejor, que está acostumbrada a votar en Puerto Rico en unos niveles de participación históricos, esa misma diáspora va a tener que destacar y a quién se debió la catástrofe de Puerto Rico", sentenció Masses.

Loading...
Revisa el siguiente artículo