Contra reloj P.R. en la reforma contributiva

Se estima que se no incluir a la isla en la reforma contributiva se podrían perder hasta 250,000 empleos de manufactura en Puerto Rico

Por Miladys Soto
Contra reloj P.R. en la reforma contributiva

El tiempo pasa y la isla se queda cada vez con menos probabilidades de ser incluida en la reforma contributiva federal, que pasó al comité de conferencia luego de que el Senado aprobara su versión del Proyecto el pasado viernes.
Esta semana continúan los trabajos para dar uniformidad al proyecto en el Congreso federal, y diversas delegaciones boricuas continuarán el cabildeo. “Hay dos mociones que se presentan, se aprueban a las 4:30 de la tarde, lo que daría inicio como tal a la conferencia, que se espera acabe el 12 de diciembre. El liderato está pidiendo que el informe final de la conferencia sea el 15 de diciembre, para ellos el 18 llevarlo a regla y estar votando sobre el último proyecto, ya acordado por Cámara y Senado entre el 22-23 de diciembre”, contó a Metro Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRAFAA, por sus siglas en inglés).
El funcionario comentó que se han reunido con los líderes del Senado y la Cámara federal a fin de abogar por la isla, a la vez que compartió que se siente esperanzado de que la gestión que realiza tenga un resultado positivo para el país.
Mientras, en conferencia el sábado junto con el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló expuso que “lo que estamos pidiendo es bien sencillo, que se le de el mismo trato que se le da a Michigan, que se le da a Nueva York, que se le da a California, a Puerto Rico. Así mantenemos a nuestra base y así podemos seguir desarrollando”. El primer ejecutivo de Nueva York opinó que la exclusión de la isla puede “herir dramáticamente la economía de Puerto Rico”.

Populares hacen llamado a consistencia en posturas del PNP

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, resumió los daños en la economía de la isla si se aprueba la medida, a la vez que criticó lo que a su juicio es una falta de sintonía en la postura que ha llevado el gobernador en Washington y la comisionada residente Jenniffer González.
“La semana pasada, inclusive cuando se estaba aprobando el proyecto del Senado, no había un solo legislador del Partido Nuevo Progresista”, expuso en conferencia de prensa junto con otros líderes del partido. Ferrer indicó que “si se mantiene como está este proyecto, representaría la pérdida de miles de empleos directos e indirectos y el colapso de nuestra economía”.
Entre las alternativas restantes para la isla señaladas por Ferrer, está la inclusión de la isla en una enmienda en el comité de conferencia. Asimismo, dijo que si la Cámara de Representantes aprueba el Proyecto del Senado tal y como está “lo único que podría hacer la isla es en proyectos subsiguientes, que se conocen como proyectos de enmiendas técnicas, que, van a venir, que se incluya entonces una enmienda que proteja al país”.
Ferrer dijo a preguntas de Metro que continúa en conversaciones con el senador republicano Marco Rubio, entre otros legisladores. “El senador Rubio está consciente y su equipo de trabajo, de lo que está pasando en Puerto Rico”, comentó.

Devastador panorama económico para Puerto Rico

Para el economista Heriberto Martínez, la exclusión de Puerto Rico en la reforma contributiva federal causaría un impacto económico que le tomaría a Puerto Rico décadas para reponerse.
“El 90% del Producto Nacional Bruto, es decir, el 90% de la economía de Puerto Rico es consumo privado, por lo tanto, si las personas pierden y la gente deja de pagar lo que van a tener es un impacto negativo tan adverso que nos va a tomar décadas pensar en un Puerto Rico próspero para la ciudadanía”, sostuvo el experto.
Finalmente, explicó que “una reducción drástica en el sector de la manufactura, que por lo general son empleos mejor remunerados, son los empleos que están pagando las hipotecas, pagan vehículos de motor, etcétera. Tendría dos impactos negativos, uno, porque todo eso se dejaría de pagar. Número dos, probablemente emigrarían fuera de Puerto Rico y eso tendría un impacto directo en que se sigue reduciendo la base tributaria tan importante”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo