DACO tendrá 200 inspectores en la calle

El secretario expuso que las redes sociales han servido de vehículo de denuncias

Por Metro Puerto Rico

E secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor, Michael Pierluisi Rojo, junto con personal de su agencia, ofreció un entrenamiento a los agentes del Departamento de Hacienda para comenzar la fiscalización conjunta de las órdenes de congelación de precios y márgenes de ganancia, que ascenderán a unos 200.

“Agradezco que el gobernador Ricardo Rosselló haya acogido la recomendación de asignar recursos adicionales que nos ayuden en esta tarea importante de fiscalizar estas órdenes que son en defensa del consumidor en momentos de emergencia. Del mismo modo, la urgencia con la que el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, ha atendido este asunto”, dijo el Secretario del DACO en una comunicación escrita.

Pierluisi informó que la agencia comenzó ayer a entregar requerimientos de información a establecimientos comerciales que venden artículos de primera necesidad, como los supermercados y farmacias. La meta es entregar alrededor de 200 en los próximos días. En cuanto a la venta de combustible, hay 200 requerimientos de información en curso.

Hace dos días el Secretario emitió una opinión interpretando que las baterías recargables como las de Tesla y los servicios de instalación de los mismos están incluidos en la orden de congelación de artículos de primera necesidad.

Además, ayer se distribuyeron a través de todas las oficinas regionales del DACO las quejas presentadas a través de la página estatus.pr para investigación. “Ya se han dado varias multas a supermercados, farmacias y gasolineras como resultado de esta iniciativa. Las violaciones a las órdenes de congelación de precios ascienden a $10,000 por infracción”, detalló el Secretario.

“En cuanto a las quejas que están inundando las redes, hay que tener presente que no todo lo que se denuncia es una violación a la orden de congelación. Hemos notado que muchas veces se trata de precios distintos porque se tratan de marcas diferentes de un producto en particular. Por ejemplo, botellas de agua”, explicó Pierluisi.

El funcionario explicó que en ocasiones al comerciante le queda únicamente la marca más cara y es la que tiene para la venta.

“Si el precio de esa marca de botella no ha variado desde que se emitió la orden, el comerciante está en cumplimiento. No obstante, cuando el consumidor ve un precio mayor al que acostumbraba a pagar por la marca más económica cree que le están subiendo el precio”, dijo Pierluisi.

Agregó que es exactamente lo que ocurre con los especiales. “La orden de congelación de precios lo que congela es el precio regular de estos artículos. Según el estudio de radiografía del consumidor de MIDA, el consumidor estaba comprando sus alimentos mayormente en precio especial, algo que debido a la emergencia no está sucediendo. Por ejemplo, muchos productos que antes se vendían 2X$5.00 ahora están en precio regular, a $2.99 cada uno, y como el consumidor se acostumbró a comprarlo en especial entiende que le están subiendo el precio. Eso no es una violación del comerciante”, indicó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo