Reina el desasosiego en más de 130 mil empleados

En medio del debate sobre quién recomendó la reducción de la jornada laboral, y culminado el tiempo para implementarla, ahora toda la atención gira sobre la jueza federal Taylor Swain, quien tiene la última palabra sobre la petición de la JCF

Por Miladys Soto

Más de 130,000 empleados públicos permanecen en la incertidumbre sobre si su jornada laboral se reducirá, esto tras un pulseo entre el Gobierno y la Junta de Control Fiscal (JCF).

Mientras el presidente del ente creado por la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA), José Carrión asegura que el recorte de jornada se acordó con el Gobierno, el primer ejecutivo Ricardo Rosselló niega que así haya sido.

En entrevista con NotiUno, Carrión catalogó la situación del país como una tragedia, a la vez que expuso que el plan fiscal de Rosselló no se habría certificado si no se hubiera incluido el recorte en la jornada laboral en los empleados públicos.

“Es importante, me gustaría dejar este mensaje: la limitación a la jornada laboral está porque se acordó, como ya la gente sabe, con el Gobierno de Puerto Rico. El Gobierno alega eso no es así y, por lo tanto, ya entablamos la acción legal para clarar y asegurarnos de que lo acordado se lleve a cabo”, expuso.

Por su parte, el gobernador destacó ayer en conferencia de prensa que no implementará el mencionado recorte, a la vez que negó que se haya acordado.

“La negociación del Gobierno con la Junta de Control Fiscal se tenía que hacer con los principales: el gobernador, Elías Sánchez y Gerardo Portela, quien es el director de AAFAF (Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico). Cualquier conversación que haya ocurrido entre terceros, si ocurrió, son otra cosa. Puedo garantizar que aquí no hubo ningún acuerdo con el Gobierno de Puerto Rico para poder implementar eso [la reducción de jornada laboral]”, sostuvo el ejecutivo en conferencia de prensa en Fortaleza.

PPD culpa a Rosselló

El presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, culpó al gobernador por el posible recorte de jornada laboral.

“Si quieren empezar por algún lado, que empiece recortando los contratos a sus amigos, a los colaboradores de campaña y los salarios jugosos que tienen sus jefes de agencia. Con las acciones y negociaciones entre Rosselló y la Junta Fiscal a espaldas de la gente, es el pueblo quien va a sufrir las consecuencias”, dijo el líder popular.

Loading...
Revisa el siguiente artículo