Honda Ridgeline enlaza la tecnología y comodidad

Prueba de manejo. El modelo cuenta con sistema de audio integrado en la caja que la destaca en la categoría de pick-ups medianas

Por Sarah Vázquez

La Honda Ridgeline 2017 rompe con el estereotipo de los vehículos de su categoría. Y es que la pick-up tiene atributos que, sin duda alguna, la hacen atractiva hasta para aquellos que no son fanáticos de las pick-ups.

Metro tuvo la oportunidad de manejar el modelo RTL-E, el tope de línea, que desborda tecnología desde los elementos de seguridad hasta los de entretenimiento. El vehículo cuenta con el Honda Sensing, que agrupa una serie de funciones de seguridad que asisten al conductor y le advierte sobre posibles accidentes. Una de las grandes características de este sistema es que avisa al conductor cuando tiene un vehículo en los llamados puntos ciegos. A esto se le suma que, si reconoce las líneas de la carretera y, en algún momento el conductor se desvía de su carril, la pick-up tiene la capacidad de autoalinearse, elemento muy necesario en estos días en los que hay muchas distracciones. Además, tiene cámara y sensores de reversa, lo que facilita el estacionamiento.

puerta

Sobre el entretenimiento, tiene una pantalla de ocho pulgadas mediante la cual se podrán utilizar smartphones a través de Apple Car Play y Android Auto. También tiene Pandora y un buscador que se puede utilizar siempre que el vehículo esté detenido. Ahora bien, cuando de diversión se trata, uno de los mayores atractivos de la Ridgeline es que cuenta con  un sistema de audio integrado en la caja, a lo que se le suma un compartimiento que sirve como nevera o simplemente para almacenar artículos.

interiorEn cuanto al interior, la Ridgeline es inmensamente cómoda desde las butacas hasta el espacio de la cabina que es sumamente silenciosa. De hecho, exhibe la cabina más grande entre las pick-ups de cuatro puertas de tamaño mediano. Mientras que los asientos traseros se pueden subir, lo que da un espacio de almacenamiento de cuatro pies. En el exterior tiene una apariencia frontal muy similar a la Honda Pilot, mientras que en los laterales y la parte trasera no es muy agresiva  y mantiene líneas limpias.

El nuevo modelo cuenta con una suspensión totalmente independiente, que ofrece un nivel de manejo más refinado. Incluye también en sus cambios un motor i-VTEC™ más potente de 3.5 litros con inyección directa acoplado a una transmisión automática de seis velocidades, proporcionando así un tren motriz superior y de mayor rendimiento en el combustible de hasta 26 millas por galón. El manejo en carretera  es sumamente cómodo, lo que la hace ideal para viajes largos y como un vehículo de uso diario.

La nueva generación de Ridgeline utiliza por vez primera, en los modelos con tracción en las cuatro ruedas, la tecnología i-VTM4™, que permite mayor capacidad para ajuste y remolque en todo tipo de terreno y en cualquier condición de clima.

De hecho, la pick-up puede arrastrar hasta 5,000 libras y puede cargar hasta 3,500 libras en sus modelos AWD, mientras que los que no tienen esta modalidad solo lanzan las 3,500 de arrastre y 1,500 de carga.

Loading...
Revisa el siguiente artículo