Logran detener demolición del Hotel Cerromar

El Instituto de Cultura Puertorriqueña, mediante comunicación fechada el pasado 12 de octubre de 2016, también endosó la solicitud de designación de emergencia de la estructura.

Por Sarah Vázquez

El Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPPR) logró que que la Junta de Planificación autorizara en el día de ayer la solicitud de designación de emergencia emitida por el CAAPRR con el fin de evitar la demolición del emblemático Hotel Cerromar.

De acuerdo con la comunicación escrita, fue mediante la Resolución Núm. 2016 10-01-JP-SH, que la Junta de Planificación autorizó la designación de emergencia como sitio histórico al antiguo Hotel Cerromar, ubicado en el Municipio de Vega Alta, Puerto Rico.

La presidenta del CAAPPR, Ivonne María Marcial Vega, se manifestó satisfecha por la designación al señalar que “es nuestra responsabilidad evitar a toda costa la demolición de una estructura que representa un hito en la memoria colectiva de nuestro país, no solo como pieza de valor histórico en la construcción de nuestro entorno, sino como lugar de encuentros político-sociales. Agradecemos que la Junta de Planificación considerara y autorizara nuestra Solicitud de Designación de Emergencia, que tanta importancia tiene para la defensa de la arquitectura en y de nuestro país.”

Y añadió que, en los próximos días, el CAAPPR estará uniendo esfuerzos con la academia y la comunidad para proceder a elaborar la nominación que evidencia el valor histórico y arquitectónico del Hotel Cerromar, en el periodo y los requisitos que el Reglamento establece.

Con dicha Resolución, la Junta de Planificación responde a tenor con la Ley 374, que faculta “la designación de Sitios y Zonas Históricas con el propósito de proteger, mejorar y perpetuar aquellos sitios y zonas históricas que representan o reflejan la historia social, económica, cultural, política o arquitectónica de Puerto Rico”, así como “proteger para el desarrollo cultural y turístico, el disfrute y bienestar general de la comunidad y para la investigación y educación”.

Según lee el documento, el Hotel Cerromar, una estructura construida en 1971, “integra el legado de la empresa público y privada, arquitectura del movimiento modernista en Puerto Rico que respondía a las condiciones particulares de nuestra Isla. Se distingue por la integración con la naturaleza a través de patios y jardines, grandes aperturas que facilitaban la fluidez del espacio y el uso táctil de materiales.”

Por su parte, y según indica la Resolución, el Instituto de Cultura Puertorriqueña, mediante comunicación fechada el pasado 12 de octubre de 2016, también endosó la solicitud de designación de emergencia de la estructura.

Ante la posible demolición del Hotel Cerromar, Marcial Vega agregó que en el pasado el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas ha sido un “luchador incansable en esta dirección; cuando en el 1998, el gobierno anunció la demolición del Hotel La Concha, el Colegio se movilizó mediante una resolución aprobada por unanimidad para la conservación de La Concha, una nominación ante la Junta de Planificación y la creación de una exposición fotográfica para evidenciar los atributos de la estructura. En ese momento, hubo manifestaciones por parte de profesionales, universidades y la comunidad, donde todos trabajamos por un fin común y logramos salvar el patrimonio edificado del pasado reciente.”

Añadió la presidenta del CAAPPR, que “en 2007 se fundó Docomomo Puerto Rico, una organización para concienciar sobre la importancia del patrimonio del Movimiento Moderno. Hoy, a casi 20 años de la lucha para evitar la demolición del Hotel La Concha, se repite la historia y nos vemos en la obligación de defender una estructura de igual valor”.

El Hotel Cerromar, diseñado por los mismos arquitectos que La Concha, Oficina de Arquitectura de Toro y Ferrer, cuenta al día de hoy con los requisitos necesarios para optar por una nominación, debido a que: es una edificación que tiene significado histórico, llevándose a cabo en el lugar un sinnúmero de eventos de importancia en sus predios; es un ejemplo emblemático de arquitectura tropical, con un área abierta cuyo precedente solo se compara con el área de recepción del Hotel Caribe Hilton de la misma firma de arquitectos; constituye un gran ejemplo de ingeniera, con espaciosos espacios libres de columnas, y constituyó en su momento un lugar importante para la cultura del país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo