A producir ron con materia prima del país

Por Sarah Vázquez @SarahFVazquez

“Yo sé que estamos pasando tiempos difíciles, pero esto, señoras y señores, no es un proyecto de un partido, es un proyecto de país, y seguiremos necesitando  el apoyo de todos”-  Roberto Serrallés, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de destilería Serrallés 

Un acuerdo entre el Gobierno y la destilería Serrallés dará paso un proyecto de siembra, procesamiento de caña y producción industrial de melaza con el fin de suplir materia prima para la elaboración de ron en el país.  Así lo anunció ayer el gobernador Alejandro García Padilla. 

Según el primer mandatario, el Gobierno no estará financiando el proyecto, ni en su fase agrícola ni en su fase industrial. 

La fase industrial se llevará a cabo en un ingenio que la empresa construirá y equipará. Este estará ubicado en la antigua Central Mercedita en Ponce. “En un año, a partir de hoy, se va iniciar la construcción de algo que no pasa en Puerto Rico hace muchas décadas. Debo decir que el inicio de lo que se va a construir no pasa en Puerto Rico hace más de cien años. Se va a construir un ingenio, ya no para producir azúcar refinada, sino para producir lo que Puerto Rico necesita hoy, con lo que Puerto Rico compite hoy, mieles ricas para el mejor ron del mundo: el ron puertorriqueño”, detalló García Padilla, quien, durante su administración, ha sumado 7,000 al sector de la agricultura.  

Este nuevo ingenio creará más de 300 empleos directos en un periodo de cinco años. La destilería estima que la producción del nuevo ingenio les permitirá sustituir cerca del 60 % de las mieles que ahora importa.

Ahora bien,  si bien es cierto que el Gobierno no financiará el proyecto, García Padilla informó que se incentivará a través de los instrumentos que por ley tiene disponible para cualquier empresa agrícola y cualquier operación de manufactura. “Eso incluye, para la fase agrícola, el alquiler de 3,500 cuerdas de terreno propiedad de la Autoridad de Tierras, así como incentivos por empleos agrícolas creados, por mejoras permanentes a las siembras y por inversión en equipo, maquinaria e implementos”, sostuvo el mandatario.

Por su parte, Roberto Serrallés, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de la destilería Serrallés, quien está trabajando en el financiamiento y el proceso de permisos, sostuvo que “este es un proyecto complejo. Lo que  es renovar una industria que falleció y estuvo sin vida por muchos años es un proyecto quijotesco y requiere de la ayuda y del apoyo de esta administración y de las próximas administraciones”, expuso el ejecutivo. 

Serrallés celebró, además, que “el poder hacer caña, triturar aquí en Mercedita, tener toda esa materia prima para la destilación de ron, también el bagazo, para poder utilizarlo para energía limpia renovable, que será eléctrica y de vapor, es un paso adelante no solo para nosotros como empresa, sino para Puerto Rico”. 

Por otro lado, el resurgir de esta industria azucarera asegura el reembolso del Rum Excise Tax Cover-Over federal, proveniente de los impuestos por la importación de ron. Esta fuente de ingresos asciende a más de $300 millones al año, que estarían entrando a las arcas del Gobierno de Puerto Rico, lo que representaría un impulso significativo para la economía del país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo