Denuncian tragamonedas en aeropuerto violan la ley

Por CyberNews

Aníbal Villafañe, coordinador del área norte de operadores de máquinas de video juegos en la isla, denunció el miércoles que la instalación de 300 máquinas de entretenimiento para adultos en los terminales A, B y C del aeropuerto Luis Muñoz Marín, es una violación a la ley.

“El operador del aeropuerto Luis Muñoz Marín (Aerostar Holdings) dice que sabe cómo fue que llegaron esas máquinas que fabrica la compañía Aristocrat Gaming a sus facilidades en Carolina. La realidad es que todos sabemos que el operador del mismo, vino a Puerto Rico a ganar dinero, por lo que sabemos están mintiendo con relación a la ubicación de esas máquinas. El hecho es que ningún operador privado deja instalar 300 máquinas que ocupan tanto espacio, sin que tenga participación o ganancia, aun por concepto de rentas”, dijo Villafañe en un parte de prensa.  

“El decir que la Compañía de Turismo tiene toda la responsabilidad, es una falsedad. Aquí alguien está mintiendo. Nadie sabe si hubo subasta o si fue una contratación de amiguismo para favorecer a un concesionario en particular. Las mismas fueron instaladas con la protección de un reglamento que nadie conocía, que lo hicieron a escondidas. Lo único que sabemos es que la compañía que instaló las mismas tiene como cabildero a un recaudador del Partido Popular Democrático, socio del hoy convicto Anaudi Hernández y que ha sido mencionado en múltiples ocasiones en el juicio en que se está llevando a cabo en estos momentos en el Tribunal Federal”, argumentó Villafañe.
 
De otra parte, alegó que han denunciado previamente que la directora de la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), Ingrid Rivera Rocafort era una de las operadoras de máquinas de entretenimiento para adultos, cuando no trabajaba para el gobierno y que operaba en dos estaciones de gasolina, propiedad de ella y su exesposo.

“Hemos afirmado que esta señora tiene una oferta de trabajo de la misma compañía que ahora está instalando las máquinas de entretenimiento en el aeropuerto Luis Muñoz Marín. Las mismas se han instalado sin que la propia Legislatura autorice las mismas, se han inventado un reglamento que no ha pasado por el debido proceso de ley, y de la noche a la mañana, realizan un operativo de relaciones públicas para justificar la presencia de dichas máquinas en un lugar donde transitan miles de niños”, alegó Villafañe.

Además, solicitó a la oficina de la Contralora que intervenga y se apodere de la documentación generada por la transacción de la instalación de las máquinas en el aeropuerto debido a que “hay serias irregularidades en las mismas”. Expresó que no tiene confianza en el Departamento de Justicia, porque “fueron parte del documento de reglamento fantasma que está circulando”.
 
“De hecho, en el Departamento de Estado, nadie conoce sobre la existencia de  la compañía que está instalando las máquinas, se olvidaron registrar la misma y eso es una violación de ley. El gobierno no puede hacer negocios con empresas que no estén registradas en Puerto Rico, o en su efecto su representante este registrado en la sección de corporaciones del Departamento de Estado, lo que es un hecho al momento de emitir estas declaraciones”, alegó.
 
Por otro lado, dijo pedirán una investigación al que sea el próximo presidente del Senado. Además, expresó su preocupación por la ausencia del Departamento de la Familia, la Oficina del Procurador de Menores y las organizaciones para la protección de la niñez en la discusión de este tema tan importante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo