En jaque la sustitución de gallinas ponedoras por crisis de huevos boricuas

Productores del país han tenido que descartar hasta el 10 % de su producción al no poder colocarla en los supermercados del paí

Por Metro Puerto Rico

var VideoTV=”jo8eSS2QD/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/noticias/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/80″;

En 1968, Puerto Rico contaba con 131 granjas de huevos. Ahora solo existen 12 fincas licenciadas, de las que solo nueve están activas. Sin embargo, el número podría seguir en picada hasta desaparecer por completo tan pronto como el próximo año.

Así lo advirtió ayer el presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero, quien señaló que, en febrero de 2017, serán pocos los avicultores locales que contarán con gallinas ponedoras para iniciar su producción anual.

A finales de año, cada avicultor compra nuevas camadas de gallinas para reemplazar a las que tienen. En febrero se tiende a comenzar con las primeras producciones de huevos de estas aves para que vayan incrementando el grado de las piezas conforme pasa el año.

Este año, sin embargo, Cordero explicó que la crisis que enfrenta la industria de huevos del país desde abril no les ha permitido obtener los ingresos suficientes para poder adquirir estas pollitas. La información fue avalada por tres avicultores consultados por Metro, que indicaron que los precios bajos de los huevos importados han llevado a que los productores locales estén en desventaja.

Empero, para Néstor Reyes, de Néstor Reyes Farm (productores de Huevos Coquí), “más que poder comprar nuevas gallinas”, la pregunta obligada es “para qué comprarlas si no va a poder vender el producto”.

Su homólogo, Juan de la Vega, de la finca avícola de Morovis, explicó que esta situación se da luego de que el año pasado, los productores de huevos en Estados Unidos tuvieran que sacrificar sobre 32 millones de gallinas debido a la gripe aviar. Para remediarlo, amplió De la Vega, los productores compraron todos a la vez nuevas gallinas, lo que provocó un excedente de huevos estadounidenses este año.

Ante esto, Yanice Deynes, de la Granja Avícola Pujols Corp. en San Sebastián, comentó que “hay compañeros que ya tomaron la decisión y no tienen el capital para comprar las gallinas de reemplazo. Es un producto perecedero que hay que descartar, y, si está bueno, se dona”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo