Designarán a Alberto Bacó presidente interino del BGF

La recomendación del gobernador para el puesto interino fue aceptada por la Junta de Directores del banco

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Alberto Bacó, fue designado como presidente interino del Banco Gubernamental de Fomento (BGF).

Según confirmó a Metro personal de prensa de La Fortaleza, la designación se dio luego de que el gobernador Alejandro García Padilla recomendará a Bacó ante la Junta del Directores del BGF. Se indicó que esta recomendación sería aceptada por la junta en horas de la tarde de hoy, debido a que el funcionario forma parte de este organismo.

Asimismo, se detalló que Bacó ocuparía el puesto de manera interina y no supone un aumento de sueldo. En este sentido, el secretario se mantendrá con su sueldo de $106,400 anuales (con diferencial de un tercio de su sueldo) que ocupa como titular del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

El salario se distancia de los $180 mil que cobraba la saliente presidenta del BGF, Melba Acosta. Esta cifra acompañó a Acosta desde su designación como secretaria de Hacienda y posteriormente titular del BGF, cargo que también complementó como Principal Oficial Financiero (POF) de Puerto Rico.

De hecho, se aclaró que el puesto de POF quedará inoperante, ya que las funciones de este oficial fueron asumidas por el secretario del Estado, Víctor Suárez, cuando fue nombrado al cargo directivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal.

De acuerdo con un parte de prensa de La Fortaleza, la recomendación de Bacó se dio tras la renuncia de Acosta Febo el pasado 7 de julio.

“García Padilla inició un proceso de evaluación de candidatos para llenar esta vacante una vez la presidenta actual culmine sus funciones. Dicha evaluación continúa pero el mandatario concluyó que Bacó es el candidato adecuado al momento para ocupar el puesto en interinato. Consecuentemente, el primer ejecutivo le agradeció al secretario por su disponibilidad para ocupar el cargo y asumir las responsabilidades que ello conlleva para servirle al pueblo de Puerto Rico”, lee el comunicado del Ejecutivo.

La posible designación de Alberto Bacó a la cabeza del BGF se da un día antes de que el Gobierno tenga que emitir un pago de $349 millones al servicio de la deuda, de los que $ 28.5 millones corresponden intereses del BGF.

Ante el anuncio, no se hicieron esperar las reacciones no se hicieron esperar. Este fue el caso del representante por el Partido Nuevo Progresista, José Aponte Hernández, quien catalogó la designación como un “grave error”.

“Es un grave error. Hemos visto su incapacidad en el desarrollo económico de Puerto Rico y ahora lo llevan al BGF para completar la destrucción del sistema económico de la Isla. No bastó con tener a Melba Acosta, la peor funcionaria financiera que ha tenido el Gobierno de Puerto Rico bajo diferentes administraciones y en diferentes puestos (el último en el BGF), ahora llevan a esta persona que ha demostrado no tener la capacidad para promover a Puerto Rico”, expresó el representante por medio de un comunicado.

Por su parte, el senador por el Partido Popular Democrático (PPD) José Nadal Power, expresó que la recomendación de Bacó para presidir la entidad viene a completar un proceso de transición en el BGF.

 “El BGF se encuentra en una crucial etapa de transición. Ya eliminado el conflicto de funciones que tenía, de ser asesor fiscal y banco del gobierno simultáneamente, ahora le toca pasar a ser un instrumento de responsabilidad que facilite la reinvención de la totalidad del gobierno de Puerto Rico”, dijo.

 Respecto a Bacó, el también presidente de la Comisión senatorial de hacienda y Presupuesto, mencionó que el funcionario “ha jugado un rol muy importante en crear nuevos nichos de inversión y desarrollo fundamentales para la transformación de nuestra economía, como la industria aeroespacial y la exportación de servicios”.

 “Estoy seguro de que él comprende los cambios que se necesitan y llevará al BGF por esa ruta. Todas nuestras instituciones deben estar al servicio de los cambios que necesita Puerto Rico, en vez de velar por sí mismas, como sucedía antes”, señaló.

Loading...
Revisa el siguiente artículo