Buscan restarle poderes a DACO en regulación industria del café

Aunque la agencia mantendría la protección del precio en góndola, la industria sería reglamentada por el Departamento de Agricultura.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

El Senado de Puerto Rico aprobó hoy a viva voz un proyecto que le restaría poderes al Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) en la regulación de la industria del café en Puerto Rico.

Se trata del proyecto 1578 de la autoría del senador Ramón Ruiz Nieves, que pretende facultar al secretario (a) de Agricultura a revisar el precio del café cada cinco años siguiendo las recomendaciones que surjan de los estudios económicos realizados por el propio Departamento de Agricultura, el DACO y la Universidad de Puerto Rico a través del Departamento de Ciencias Agrícolas y el Servicio de Extensión Agrícola del Recinto Universitario de Mayagüez.

Sin embargo, el DACO mantendría sus facultades respecto a las protecciones de los consumidores, particularmente en el precio de este producto en góndola.

“Querremos que la responsabilidad de regular la industria no sea de DACO. Su responsabilidad es proteger al consumidor. Esta responsabilidad la tendría el Departamento de Agricultura, que es el quien otorga los subsidios y controla los aranceles”, dijo Ruiz Nieves, durante el proceso de votación en sesión senatorial de hoy.

A juicio del funcionario, la medida busca evitar que no se cumpla con la ley que establece que la revisión del precio del café se hará cada cinco años.

“El proyecto no se hizo por capricho, sino que sale de un análisis (…) Lo que pretende la medida es evitar lo que pasó que por 10 años que DACO no tocó la revisión de café”, dijo.

Esta inacción, dijo Ruiz Nieves, llevó a que el país perdiera sobre 4,500 caficultores y 96 beneficiadores del café “salieron del panorama”.

Sin embargo, en su turno en la sesión el portavoz de la minoría por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Larry Seilhamer, tronó en contra de la medida al entender que esta abriría un precedente para que se deleguen poderes de producción y venta a otras agencias públicas.

“Esta medida puede parecer un precedente peligroso. Y que podría ir en contra de lo que parece buscamos, lo que a protección al consumidor (…)”, dijo el senador novoprogresista.

Durante su alocución, Seilhamer citó una ponencia que el DACO presentó durante las vistas públicas de este proyecto en la que indicó que “medida pretende poner los intereses comerciales de los intereses agrícolas del café sobre los intereses del consumidor”.

“De prevalecer [el proyecto] cabria esperar que posteriormente se designe al Departamento de Educación para controlar el precio de las libretas y de los lápices…”, señaló el senador del PNP.

La medida pasará a votación final y, de prevalecer, será enviada a evaluación a la Cámara de Representantes.

Ante la aprobación de la medida, el secretario de Asuntos del Consumidor, Nery Adames, indicó que, si bien respeta la gestión legislativa, espera que el Ejecutivo evalúe la medida amparada en la postura en contra del DACO.

“El Senado tiene la potestad de escuchar puntos distintos a los del DACO. Habrá escuchado y efectuado su mandato constitucional y eso se respeta. Cuando llegue a nivel del Ejecutivo, nosotros, como hacemos con cualquier proyecto de ley enviaremos nuestra ponencia y el Ejecutivo determinará”, dijo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo