Prevén productos más caros por alza de la luz

Sector privado. Según diversas organizaciones empresariales, el aumento en la tarifa de la AEE podría ocasionar despidos y cierres de negocios en la isla.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

Si a partir de agosto va a un restaurante en la noche y lo encuentra cerrado temprano o le sale un producto más caro en el supermercado, sepa que se trata de las múltiples estrategias que el sector privado local barajea para paliar el impacto que pudiera tener un alza de la luz eléctrica en Puerto Rico.

Así lo informó ayer un grupo de 30 organizaciones comerciales, encabezadas por el Centro Unido de Detallistas (CUD), que se unieron en contra de que se eleve el costo del kilovatio, tal como lo propone la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

“Los negocios están en una situación tan precaria que cualquier aumento que tengas en tus costos operacionales va a pasar al consumidor”, dijo Rubén Piñero, presidente del CUD, quien detalló que el alza propuesta podría conllevar el cierre de más comercios en el país y, por extensión, el despido de trabajadores.

En síntesis, la AEE se propone aumentar en 1.3 centavos el kilovatio en agosto y 4.2 a principios de 2017, como parte de la nueva estructura tarifaria de la corporación con la que se busca una nueva emisión de bonos por medios de una estructura de titulización o securitization. Con esta propuesta, que pasa a la evaluación de la Comisión de Energía, el precio del kilovatio por hora pasaría a costar 20.01 centavos versus los 16.19 que cuesta actualmente.

Esta alza supondría un aumento de 10 % en las facturas de los clientes residenciales, 4 % en las de los comerciales y las manufactureras y 5 % en las de los industriales.

Por esta razón, Piñero expresó que se trata de un doble impacto para los consumidores locales que tendrán que costear el aumento del pago de la luz en sus casas y la inflación en los productos y servicios en los comercios.

“Lo que está proponiendo la AEE es inaceptable para el pueblo de Puerto Rico. Estamos viendo cómo los llamados monopolios del gobierno no funcionan y las deficiencias administrativas quieren pasárselas al pueblo de la manera que sea”, añadió el detallista.

Ante este malestar, el colectivo llamó la atención de la Comisión de Energía que no dé su aval a estos aumentos hasta que no se haga un estudio abarcador de demanda eléctrica que se sustente basado en el decrecimiento económico que atraviesa la isla.

En palabras de Josen Rossi, portavoz del Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica (ICSE), el Gobierno debe moverse a fomentar una reforma energética que promueva el desarrollo económico con inversión privada competitiva, regulada por supervisión independiente de la AEE.

Aunque no dilucidaron las estrategias que seguirán para manifestar su repudio al alza tarifaria, el grupo de empresarios expresó que están dispuestos a dialogar con la AEE  en aras de buscar soluciones sostenibles para el país que respeten la Ley 57 de 2014 (Ley de Ley de Transformación y Alivio Energético).

El grupo reclamó, además, a la AEE y a su principal oficial de reestructuración, Lisa Donahue, a dar cuentas de por qué no se ha sometido análisis alguno que sustente el aumento de las tarifas ni, menos aún, que lo asocie al desarrollo económico.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo