García Padilla dispuesto a dar la batalla contra los fondos buitres

Dijo que el ELA se ha quedado sin opciones después que el Congreso excluyó a Puerto Rico en el 1994 del Código de Quiebras.

Por Inter News Service

El gobernador Alejandro García Padilla se mostró dispuesto a dar la batalla contra un grupo de tenedores de fondos de cobertura de Wall Street y fondos buitres que demandaron al gobierno del Estado Libre Asociado en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico.

“Un pequeño grupo de hedge funds (fondos de cobertura) de Wall Street y fondos buitres presentó (el viernes) una demanda en el tribunal federal que busca entorpecer la prestación de servicios que los puertorriqueños reciben del gobierno”, reaccionó el mandatario por escrito ante la posibilidad de que surjan “litigios caóticos”.

Advirtió que tal acción judicial afectará la capacidad del Estado Libre Asociado (ELA) de tener policías en las calles, maestros en las escuelas y enfermeras en los hospitales.

“La demanda busca que se le prohíba al Estado Libre Asociado usar sus poderes legales bajo la Ley de Moratoria de Emergencia y Rehabilitación Financiera, Ley 21 de 2016, que le permiten dar prioridad al pago de la deuda financiera sobre los servicios esenciales que ofrece el gobierno”, refirió García Padilla.

Recordó que el ELA, con una deuda pública de 70 mil millones de dólares, se ha quedado sin opciones después que el Congreso excluyó en 1994 a Puerto Rico del Código de Quiebras, sin que mediara explicación, y las cortes federales han impedido intentos de legislar herramientas para reestructurar la deuda.

“Si el Estado Libre Asociado no puede proceder con su intención de reestructurar la deuda de una manera organizada, sobrevendrán litigios caóticos y los tribunales podrían arrebatarnos el control de los limitados recursos del gobierno para hacerlos disponibles a los intereses de los fondos de Wall Street”, adujo.

El gobernante puertorriqueño aseguró que “por años hemos luchado contra la crisis fiscal y de liquidez que se desarrolló durante décadas y que es el resultado de políticas fiscales irresponsables del pasado y de prestamistas sin escrúpulos”.

Agregó que “en esa pelea siempre hemos estado claros que nuestra prioridad es continuar proveyendo los servicios esenciales a los puertorriqueños”.

“No vamos a cerrar el gobierno para pagarle una ganancia considerable a los fondos buitres, (que) compraron sus bonos a grandes descuentos luego de que comenzó la crisis”, estableció García Padilla.

Aclaró que se ha estado solicitando al Congreso federal que provea a Puerto Rico las herramientas para reestructurar la deuda de una manera justa y ordenada y han intercambiado varias ofertas con los acreedores como resultado de una invitación a sentarse a la mesa de negociación.

“Hasta este momento, los puertorriqueños hemos cargado muy injustamente con las cargas más pesadas, incluyendo aumentos en las tarifas de los servicios básicos, reducciones de servicios y otros aumentos de impuestos”, dijo.

El mandatario subrayó que la economía de la isla no sobrevivirá medidas de austeridad adicionales ni tampoco no sobrevivirá que el ELA tenga que cerrar con el fin de pagar miles de millones de dólares en vencimientos de bonos este año.

El próximo 1 de julio Puerto Rico deberá pagar 1,900 millones de dólares de su monumental deuda, ocasión en que se anticipa un impago.

“Defenderemos vigorosamente nuestras limitadas herramientas legales y no toleraremos ser colocados en una camisa de fuerza a nivel legal”, afirmó el gobernante puertorriqueño.

Loading...
Revisa el siguiente artículo