¿Por qué los boricuas defienden a Uber?

Ante la manifestación que llevaron a cabo los taxistas, debido a la entrada de la empresa, experto explica por qué la ciudadanía en el mundo apoya este tipo de servicio y no a los locales.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

Por un lado, los taxistas y transportistas han tomado hoy las calles de San Juan en repudio a la entrada de las empresas Uber y Lyft a la isla. Mientras esto ocurre, decenas de puertorriqueños han levantado su descontento contra esta manifestación y se han volcado en apoyo a la entrada del llamado #UberBoricua.

De hecho, según varios sondeos que Metro llevó a cabo recientemente, el público puertorriqueño ve con buenos ojos la entrada de Uber al país, a pesar de que los taxistas representan a una industria local.

¿A qué se debe esta simpatía que genera Uber? ¿Por qué apoyar a una empresa extranjera versus a los conductores del patio?

“Lo que los taxistas argumentan es bastante indefendible: ‘nosotros llegamos primero y cumplimos con la ley’. Pero finalmente la ciudadanía hoy está diciendo ‘no me importa lo normativo, sino que me interesa la seguridad, la calidad del servicio y otros múltiples factores que no me estás dando’”, afirma Sebastián Goldsack, decano de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad del Pacífico en Chile. Las expresiones del experto responden también a disputas similares que Uber enfrenta en diversas partes el mundo, como su natal Chile, Hungría, Brasil Argentina, España e incluso en Alemania, donde el servicio fue vetado.

“Cuando surge un servicio alternativo que satisface de mejor forma la necesidad de transporte a los clientes, estos no van a dudar en cambiarse”, indica Goldsack.

Sin embargo, Juan De León, presidente de la Federación de taxistas de Puerto Rico, se muestra en contra de esa postura al alertar que la entrada de Uber a la isla solo revela que Gobierno busca dejar “atrás un sector que ha venido creciendo con el desarrollo de nuestro país y que aporta al erario, para dar entrada a compañías que se llevan el dinero y no aportan nada”.

“No es justo que cientos de miles de padres de familia de todos los sectores se queden fuera, sin tomar en consideración que aquí no hay tanto pasajero como en otros países que quieren usar como ejemplo”, sostuvo el taxistas.

La pugna en contra de Uber surge luego de que se diera a conocer una nueva normativa impulsada ahora por Departamento de Transportación y Obras Públicas permitiría a los conductores de esas empresas operar sin pasar por los trámites de la Comisión de Servicio Público y la Compañía de Turismo.

La iniciativa haría posible el trabajo para Uber y Lyft al amparo de la Ley 148 sobre vehículos particulares cuando los conductores presten servicio a empresas de red de transporte a través de una plataforma digital.

Este particular propicia que los taxistas vean de reojo a este tipo de empresas, debido a que no estarían en igualdad de condiciones ni regulaciones.

“Nosotros no invadimos ningún servicio, ni permitiremos que nos invadan el nuestro y mucho menos de la manera que pretenden imponerse”, manifestó De León, por medio de un comunicado.

A nivel mundial no todo es miel sobre hojuelas con Uber, pues la empresa también carga con diversos escándalos a nivel mundial que la han obligado a crear regulaciones más estrictas a la hora de dar acceso a los interesados en ser parte del programa.

Este fue el caso de un conductor de Uber en San Francisco, que fue acusado de haber atropellado y lesionado de gravedad a un ciclista en lo que al parecer fue un incidente por altercado vial. O el caso de México, en que la empresa es investigada por una presunta evasión de impuesto por parte de sus conductores.

Loading...
Revisa el siguiente artículo