Más peajes y más caros en la PR-22

Aumento. Según Metropistas, se aplicarán otros cinco centavos en 7 de los 8 peajes de la ruta; la ruta de la PR-5 también implementará el alza.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

A partir del verano de 2017, los conductores que transitan por las vías PR-22 y PR-5 verán un aumento en los peajes que pagan, como resultado de una nueva fase de implementación de pórticos eléctrónicos por parte de la empresa Metropistas.

La medida responde a una segunda fase de inversión  de $8.7 millones en estos sistemas sin casetas en las plazas de peaje que ahora se cobrarán en ambas direcciones. Esta decisión forma parte del acuerdo de extensión del contrato que la empresa tuvo con la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) y que otorgará la administración de estas vías a Metropistas hasta el 2061 a cambio de $115 millones.

Para la implementación de este cobro bidireccional, Metropistas tendrá que instalar nuevos pórticos en las plazas de peajes en las que solo se cobra en una dirección.  En ese sentido, el cobro de los peajes de dividirá en dos. Por ejemplo, el caso del peaje de Buchanan, cuyo costo actual es de $1.20 en la ruta de Bayamón a Toa Alta, se dividirá en dos y se aplicarán cinco centavos adicionales. Estos cinco centavos también se fragmentarán en dos. De esta manera, los usuarios pagarán aproximadamente 62.5 centavos en ambas direcciones. De acuerdo con Muriel Lázaro, gerente de Relaciones Públicas y Comunicaciones de Metropistas, esta fórmula se aplicará en siete de los ocho peajes que comprenden la PR-22 que actualmente solo cobran en una sola ruta. Dicho en otras palabras, los conductores que tomen estos siete peajes en ambas direcciones tendrían que pagar 35 centavos adicionales por hacer la ruta completa.  

Lo mismo pasará en el peaje de la PR-5, en el que actualmente se pagan 60 centavos en una sola dirección. Con la aplicación de este nuevo sistema de cobro bidireccional, los usuarios de esta vía pagarán 32.5 centavos en ambas direcciones.

Este aumento podría unirse al alza anual por inflación que se estableció en el contrato original firmado en 2011 por el entonces gobernador Luis Fortuño.

Sin embargo, según Lázaro, de haber este aumento contractual “será algo muy mínimo y esto basado en la fórmula basada en la inflación”. En 2015, esta fórmula impulsó un aumento de 10 centvos en las plazas de peajes. Lázaro aclaró, no obstante,  que este año, el 98.5 % de los usuarios de estas autopistas no vieron aumento por este concepto. “Solo el 1.47 % de los usuarios, correspondientes a ciertas categorías de vehículos pesados, vieron un ajuste”, aclaró.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo