Representante PNP denuncia rebote de cheque de cuenta del BGF

Por Metro.PR

Decenas de empleados y contratistas de la Autoridad para el Financiamiento de la Vivienda (AFV), al igual que del Consejo de Educación General de Puerto Rico (CEG), así como de otras dependencias del gobierno, pasaron malos ratos esta semana al intentar cambiar sus cheques de nómina y servicios debido a que estos rebotaron porque las cuentas en las que estaban giradas fueron cerradas.

La denuncia la hizo hoy el expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, quien responsabilizó a la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta, así como a los jefes de dichas dependencias, por el caos que está sucediendo en las agencias públicas.

“Las acciones de la presidenta son poco responsables. Permitir emitir cheques para pagar la nómina y los servicios prestados de unas cuentas bancarias que fueron cerradas es una acción incorrecta e inapropiada. La presidenta sabía muy bien que no podía emitir cheques de cuentas del Banco desde el mismo momento que el gobernador Alejandro García Padilla firmó la Ley de Moratoria del BGF el 6 de abril, la cual congela los desembolsos de todas las cuentas de dicha institución. Sin embargo, Melba Acosta continuó haciendo cheques como si nada”, dijo el líder legislativo mediante un parte de prensa.

Aponte Hernández indicó que desde el pasado jueves, han sido muchos los contratistas y empleados, tanto de la AFV y del CEG que se han comunicado a su oficina para expresarle la situación de los cheques devueltos por cuenta cerrada.

Como ejemplo, el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) mostró un cheque girado con fecha del 8 de abril a un contratista de la AFV que provee servicios a deambulantes, a través del programa federal conocido como Proyecto para Albergues (Shelter Plus Care, por sus siglas en inglés), por la cantidad de $493.00. Ese cheque fue depositado por el contratista en su cuenta regular, como de costumbre. Lamentablemente, su banco le notificó que el mismo sería devuelto porque no se podía cambiar.

El cheque fue hecho de la cuenta número 021502118 del BGF.

“El efecto que esta desconcertante acción tiene en los empleados y trabajadores de la Autoridad y el Consejo, entre muchos otros, es devastador. A estas personas le pagaron con cheques malos y ahora, a consecuencia de esta falta de responsabilidad administrativa, tienen atrasadas sus propias cuentas, como el pago de sus casas, autos, teléfonos, luz y agua; todo por no hablar claro y hacer las cosas bien, y tuvieron que pasar por la vergüenza que el banco les notifique que el cheque depositado no se podía usar”, agregó Aponte Hernández.

Sin embargo, el pasado 13 de abril este medio publicó que los cheques emitidos por el BGF antes del 7 de abril no podrán depositarse en bancos extranjeros. Una medida que forma parte de las disposiciones que tomó el banco luego de que el gobernador Alejandro García Padilla, firmara una orden ejecutiva con la que se dictaminó un estado de emergencia en la institución financiera.

Se especificó que si un cheque relacionado a una cuenta del banco fue depositado o se requiera depositar en una institución fuera de Puerto Rico, el acreedor del pago deberá comunicarse con la entidad que emitió el desembolso, para acordar cómo proceder.

En este sentido, si se trata de un cheque emitido por el Departamento de Hacienda, el cobrador deberá completar un Modelo SC 811 que se encuentra disponible en el portal del Departamento de Hacienda (www.hacienda.pr.gov). Luego, se deberá entregar el formulario y copia de una identificación con foto en cualquier Centro de Servicio al Contribuyente de Hacienda o enviar por correo electrónico a [email protected]
 
En el caso de pagos emitidos por cualquier otra dependencia pública (Corporaciones Públicas, Municipios y/o Instrumentalidades del Gobierno), el BGF indicó que los ciudadanos deberán realizar la reclamación a la división de finanzas de dicha entidad.  Esa entidad le notificará los procesos a seguir para hacer su reclamación.

Ante esto, la entidad recomendó a los ciudadanos o entidades que tengan alguna duda relacionada con los cheques, en primer lugar, a re-depositar su cheque en cuentas en bancos o instituciones financieras locales.

Y es que, según el BGF los cheques que sean depositados en entidades bancarias locales “cuentan con los fondos para ser respaldados, y deberán ser honrados en cumplimiento con las disposiciones de la orden ejecutiva”.

Con la Orden Ejecutiva 2016-10 para declarar un periodo de emergencia en el BGF, se buscan que se utilicen los depósitos remanentes en el banco para respaldar pagos de servicios esenciales y suplidores en este período de emergencia.

La medida también dispone que no se podrán hacer retiros de una cantidad que exceda los $10 millones semanales. La orden recibió el repudio de varios alcaldes que han manifestado que esta medida podrá en jaque diversos proyectos de infraestructura municipal. De hecho, según el BGF la medida también dilataría el desembolso de sobre $300 millones en préstamos municipales.

La orden ejecutiva llegó en medio de amplios retos de liquidez en el BGF —al 1ro de abril solo tenían $562 millones en caja— y un pago al servicio de la deuda del banco de $420 millones el 1ro de mayo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo