Agricultores exigen a DRNA reactivación sistema extracción de agua en Caño Tiburones

Por CyberNews

El presidente de la Asociación de Agricultores de Puerto Rico Héctor Cordero, sostuvo el jueves que agricultores de la región del Caño Tiburones en Arecibo-Barceloneta expresaron, preocupación por posibles inundaciones que causen daños a terrenos y propiedades debido a la supuesta inacción del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) en el mantenimiento y activación del sistema de bombeo, cuya función es extraer el exceso de agua que genera el caño.

“Sin embargo, ha habido inacción de parte del DRNA con los terrenos no protegidos por la mencionada ley que son propiedad de la Autoridad de Tierras y personas privadas, exponiéndolos a verse afectados por la acumulación de agua en esa región, y como resultado poniendo en riesgo tanto el desarrollo agrícola de la región como las propiedades privadas alrededor del caño”, dijo Cordero.

Detalló que la Ley 150-1998 claramente establece que el DRNA tiene la responsabilidad de custodiar la Reserva del Caño Tiburones, para la cual se han segregado más de 4,000 cuerdas de terreno.

“Nuestro reclamo al DRNA es que nuevamente active el sistema de bombeo de aguas, de manera que los terrenos aledaños al Caño Tiburones que no son parte de la Reserva vuelvan a ser aptos para uso agrícola, para el cual han sido destinados”, agregó Cordero.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Representantes, César Hernández Alfonzo junto a la secretaria de agricultura, Dra. Myrna Comas Pagán, la Coalición Agrícola de Puerto Rico (Colegio de Agrónomos, Asociación de Agricultores, Accion Reforma Agraria y Aprabia) han unido sus voces en pro defensa de las tierras aledañas al Caño Tiburones.

“Desde su designación como reserva natural hasta el presente ha habido un incremento paulatino en los niveles de las aguas del Caño de Tiburones, poniendo en riesgo nuestros terrenos agrícolas. Por ser la Autoridad de Tierras de Puerto Rico la titular de los terrenos colindantes, esta agencia está sujeta a demandas y reclamaciones tanto de agricultores como de personas particulares que se ven afectados”, dijo Comas Pagán, secretaria de agricultura.

Por su parte el Agro. Salvador Ramírez Cardona, director de la Autoridad de Tierras de PR, expresó que desde el 13 de octubre de 1998 existe un compromiso de manejo plasmado en el acuerdo para la protección y manejo de la Reserva Natural del Caño Tiburones. Mediante este se estableció que la Autoridad de Tierras cedía el uso y disfrute de estos terrenos a cambio del pago de 5,000 dólares anuales y la operación del sistema de bombas al costo del DRNA.

Actualmente se estiman en más de 3,500 cuerdas de terreno inutilizados o limitado por uso por el crecimiento de los niveles del agua. Se han afectado empresas de ganado de carne, vaquerías, producción de forrajes y el potencial de producción de caña, arroz y otros productos agrícolas.

La secretaria de agricultura se unió al llamado de los agricultores para que estos terrenos se declaren reserva agrícola por su alto potencial de desarrollo económico.

“Nos sentimos sumamente preocupados por la información que hemos estado recibiendo de parte de los agricultores de la zona norte del país que se han visto afectados con las inundaciones constantes de sus tierras agrícolas, debido a la falta de acción del Departamento de Recursos Naturales en activar el sistema de bombeo para evitar que se continúen inundando los terrenos de los agricultores de la zona norte del país. Luego de visitar personalmente junto a la alcaldesa de Barceloneta Wanda Soler y a la Secretaria del Departamento de Agricultura, Myrna Comas Pagán, los terrenos, pudimos constatar que claramente hay un menoscabo a los intereses del sector agrícola y por lo tanto solicitamos que se detenga de manera inmediata la inundación de estos predios para que nuestros agricultores puedan continuar su labor encaminada a brindarnos una seguridad alimentaria, que tanto necesitamos como país”, dijo el presidente de la Comisión de Agricultura, César Hernández Alfonzo.

Por otra parte, la alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler enfatizó; “yo no me opongo al cuidado y protección del Caño Tiburones, conociendo que es el más grande de Puerto Rico y que en el habitan cientos de especies y es visitado anualmente por cientos de turistas. Pero sí me opongo a la expansión de los límites pues todos los residentes de Barceloneta se verían afectados si esto es aprobado”.

“Barceloneta se puede convertir en el segundo “New Orleans” pues la expansión de la inundación afectaría el sistema de drenajes del dique que protege al pueblo de las inundaciones causadas por el Río Grande de Manatí que por muchos años nos causó grandes pérdidas. Estoy dispuesta a llegar a los tribunales porque es mi responsabilidad velar por la salud y seguridad de todos los residentes de Barceloneta”, enfatizó Soler.

Angel Román, hidrólogo de la Autoridad de Tierras de Puerto Rico enfatizó hoy que aquellos terrenos fuera de la reserva que pudieran presentar indicadores positivos a humedales, los han desarrollado en virtud del manejo inadecuado del sistema de bombeo y otros sistemas de desagüe del DRNA.

“De continuarse esa práctica y más allá de ser contradictoria al acuerdo subscrito entre las partes, las consecuencias serán devastadoras. Gran parte de los humedales en la Reserva original pasarían a ser habitas de aguas profundas. Se perdería parte de la diversidad de humedales en función de que estos pasan a ser aguas profundas y en función de que el efecto mareal se disminuirá significativamente o se eliminaría del todo”, dijo Angel Roman, hidrólogo.

Además, explicó que se crearía un nexo hidráulico entre la Reserva y actividades que generen contaminantes, se impactarían hábitat críticos de especies protegidas por el Endangered Species Act. Se impactarían terrenos privados que el Estado vendría obligado a expropiar. Se impactarían terrenos de alto valor agrícola atentando contra la política de Seguridad Alimentaria y los valores funcionales incluyendo los ecológicos.

A este reclamo se unió el portavoz de los agricultores de reserva de Caño Tiburones, Josué Suarez en donde especifica que en los Artículos 3 y 4 de la Ley 150-1998, queda meridianamente claro que si unos terrenos van a declararse como reserva natural, los mismos se hacen con el propósito de que sean conservados y protegidos por su alto valor natural. Esto significa que cualquier acción que se quiera establecer que pueda afectar la protección de los terrenos y su valor natural no es compatible con dicha designación de reserva natural. Queda claro que una designación de Reserva Natural para terrenos adicionales no actualmente incluidos en la Reserva Natural Caño Tiburones, tendrán el efecto de promover la conservación de los mismos y a su vez de detener cualquier operación agrícola existente, claramente violentando las políticas públicas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, de promover un mayor desarrollo agrícola de nuestros terrenos; y violentando derechos contractuales existentes entre las partes que tienen operaciones en dicha zona.

Loading...
Revisa el siguiente artículo