Sin credibilidad la propuesta del BGF

Análisis. Expertos no ven esperanza en que el banco logre un acuerdo en la reunión de hoy en Nueva York en la que se propondrá una moratoria parcial del pago de $422 millones, que vence el 1.o de mayo.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

La falta de tiempo, una “escasa credibilidad” por parte del Gobierno y la “avaricia” de los acreedores le restan posibilidades a que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) logre hoy un acuerdo durante un reunión que tendrá la presidenta del banco, Melba Acosta, con grupo de bonistas de la institución en Nueva York.

Así lo analizaron tres economistas consultados por Metro, quienes vieron con suspicacia la propuesta que presentará el BGF y que incluye la posibilidad de un pago parcial del servicio a la deuda, que asciende a los $422 millones y que vence el 1.o de mayo.

Si bien la presidenta del BGF  explicó a Metro que la reunión de hoy será con un grupo de acreedores que poseen unos $120 millones del pago, advirtió que, “aun si llegamos a un acuerdo con ellos, es probable que tengamos que usar la [ley de] moratoria para los $280 millones restantes”. El resto, unos $40 millones, también se encuentran en proceso de negociación con el BGF, aunque Acosta no aclaró cuándo se reunirían ni se presentaría la propuesta.

Es precisamente esta incertidumbre lo que lleva a la economista Martha Quiñones a desconfiar del Gobierno y sus estrategias de negociación.

“El problema de todo esto es que el Gobierno no habla claro. Por ejemplo, dicen que van a hacer una moratoria, pero ella [Acosta] va a ofrecer pagar. O hay moratoria o se va a pagar… Son muchos discursos separados que no hablan claro sobre lo que Puerto Rico quiere”, sostuvo la experta.

Entre las propuestas que barajea el BGF está la presentación de un intercambio de bonos de la deuda existente por un bono base —con interés fijo de 2 %— y de crecimiento, ambos consolidados en un solo mecanismo denominado superbono.

Sin embargo, para Quiñones es contradictorio que se vaya a una negociación amenazando con una posible aplicación de la moratoria del pago. “Ese plan de renegociar la deuda va asociado a la moratoria con el superbono. Pero ella [Acosta] va a negociar pagar parte de la deuda. Eso se sale fuera de la ley de moratoria, dando mensajes contradictorios a los bonistas”, dijo la economista.

Por su parte, el economista Gustavo Vélez fue más crítico al señalar que el problema radica en el poco tiempo que tienen la entidad para lograr un negociación que atienda los intereses de todas las partes: el Gobierno, los acreedores y los puertorriqueños.

“Aquí no se está mirando el efecto en el ciudadano. Otra restricción que hay es la falta de credibilidad del equipo fiscal. No hay estados financieros, no hay claridad con los número, luego de casi un año esbozando estas estrategias. Todavía no hay nada tangible desde el Gobierno hacia los acreedores. Y, en tercer lugar, hay una avaricia de los acreedores. Lo que están haciendo en el Congreso de Estados Unidos es bloquearse y han quedado retratados al bloquear cualquier mecanismo que ayude a reestructurar la deuda”, expresó Vélez.

A ellos se unió el economista Alfredo González, quien señaló que el tranque surge a raíz de que cada una de las partes está halando para su lado mientras el tiempo sigue corriendo.

“Si hay una parte de los acreedores que no entra en está negociación voluntariamente o porque las condiciones no le aplican, esto provoca la aplicación de la moratoria, pero tiene las consecuencias de que van a demandar para procurar que se declare inconstitucional quizás en el Tribunal Superior federal o en el Circuito de Apelaciones de Boston”, comentó González.

La negociación del BGF se da luego de que el gobernador Alejandro García Padilla emitiera una orden ejecutiva con la que se puso en estado de emergencia al banco limitando a $10 millones semanales sus retiros. La medida se dio en respuesta a la baja liquidez que tienene el BGF, que al 1.o de mayo reportó un flujo de capital en efectivo de $562 millones.

Loading...
Revisa el siguiente artículo