Latente escasez de servicios ante posible degradación del crédito

Análisis. Standard & Poor’s amenazó con una baja en la clasificación del crédito si no se hace el pago de julio, mientras que economista alertó un impacto a los servicios si el Gobierno se queda sin dinero y no logra tomar prestado en el futuro

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

Las operaciones del Gobierno de Puerto Rico podrían ponerse en jaque luego de que la agencia acreditadora Standard & Poor’s (S&P) previniera al país de una nueva degradación de su crédito si finalmente no se emite un pago de sobre $1,400 millones al servicio de la deuda que vence el 1.o de julio.

La reacción de la agencia respondió a la creación de la Ley de Moratoria de Emergencia y Rehabilitación Financiera de Puerto Rico, que fue firmada el miércoles por el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla.

Aunque S&P mantuvo la clasificación del crédito local en CC, amenazaron con llevar la nota a un escalón más bajo (D), si finalmente le Gobierno aplica la nueva ley a los pagos que se vencen el 1.o de julio. De estos pagos, $777.2 millones corresponden a bonos de obligación general (GO, por sus siglas en inglés).

Según la economista Martha Quiñones, el problema de que Puerto Rico tenga una nueva degradación de su crédito es que no habrá un plan alterno si en algún momento el Gobierno se queda sin dinero para pagar sus servicios, tal como ocurre en la actualidad.

“Puede que nos quedemos sin dinero para pagar los bienes y servicios y la economía seguiría bajando. No saldríamos de esta depresión económica. Dependerá de las sabiduría de los políticos manejar el dinero, porque la gente sigue pagando los impuestos”, explicó la experta.

A pesar de que la Ley de Moratoria daría paso a un cese de los próximos pagos, S&P entiende que la probabilidad de que se incumpla el compromiso es alta aun sin que se aplique la medida. 

“Creemos que la débil liquidez del Gobierno y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) darán lugar a un incumplimiento de pago el 1.o de julio, con o sin moratoria. Sin embargo, entendemos que la AEE seguirá aplicando la reestructuración de deuda, tal como se estableció en el acuerdo que logró con el grupo ad hoc”, declaró la agencia.

La Fortaleza declinó emitir expresiones sobre el informe de S&P.

La exclusión de los GO de la Ley de Moratoria forma parte de un paquete de enmiendas que se propone hacer la Cámara de Representantes. Por esta razón, Quiñones no descartó que el informe de S&P sea también parte de una presión ideológica de ciertos sectores que buscan que el Gobierno tome otras medidas para que continúe pagando sus deudas.

“[S&P] está haciendo presión ideológica para controlar las decisiones que se toman en Puerto Rico. Puerto Rico tiene que establecer un plan de país para saber hacia dónde se quiere dirigir y no dejarse manipular por las diferentes presiones. Desde cuándo están diciendo que nos van a desacreditar; nos llevaron a chatarra y seguimos funcionando”, dijo la experta. 
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo