Moratoria al pago de la deuda podría afectar aún más el crédito de P. R.

Según expertos, un cese al pago de las obligaciones del gobierno cerraría aún más el crédito del país ante el mercado, al tiempo que levantaría más litigios con acreedores.

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

A pesar de que una moratoria al pago de la deuda daría un respiro financiero al Gobierno de Puerto Rico, lo cierto es que esta medida podría cerrar aún más el acceso a líneas de crédito en el mercado y levantar más litigios con acreedores del país.

Así lo explicaron dos economistas consultados por Metro, horas antes de que la Cámara de Representantes vea el proyecto del Ejecutivo 1591 que propone otorgar facultades al gobernador de la isla para que pueda declarar una moratoria al pago del principal y los intereses de la deuda, que incluye la deuda del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), los bonos de obligación general (GO, por sus siglas en inglés) y las instrumentalidades públicas.

Para la economista Martha Quiñonez, el Gobierno ya ha dejado de pagar una serie de deudas que han provocado que el país no tenga credibilidad ante el mercado. No obstante, explicó que poner en blanco y negro una herramienta que permita poner en moratoria los servicios de la deuda, provocará que “nadie le quiera prestar a Puerto Rico”.

El proyecto también provee protecciones legales contra litigios por la moratoria y por los activos que están depositados en el banco, y la posibilidad de dividir el banco en varias entidades. Además, la medida provocaría enmiendas a la ley orgánica del BGF para redefinir los escenarios en que intervendría la figura de un síndico.

Sin embargo, Quiñonez expresó que todas estas propuestas serán armas para que los acreedores impulsen más pleitos legales en reclamo por su pagos.

Por su parte, el también economista Alfredo González coincidió en que la medida podría dar pie a más litigios con los acreedores y menos acceso al mercado. Sin embargo, reconoció que una moratoria al pago de la deuda —que ronda en los $70 mil millones— es el paso inevitable para las maltrechas finanzas del Gobierno que día a día empeoran más.

“No hay manera de salir de esto que no sea, por ejemplo en este caso, una moratoria. La otra alternativas es sencillamente dejarse en la banca, que tampoco es fácil de hacerlo. Decir que no se va a pagar una deuda no es una alternativa. Es la misma situación a medida de agravarse que pone como alternativa el impago. Como no se ha podido hacer negociaciones con los acreedores que permitan una solución más ordenada”, explicó González.

El proyecto 1591 nació ayer en respuesta a un posible disloque del BGF, debido a una crisis de liquidez del banco que se agravó la semana pasada cuando diversas agencias empezaron a transferir fondos de la entidad hacia la banca privada. El proyecto también surge en el conteo regresivo de un pago que debe hacer el BGF al servicio de su deuda el próximo 1ro de mayo y que se ubica en los $480 millones.

La pieza legislativa fue aprobada esta madrugada en el Senado de Puerto Rico con 26 votos a favor y nueve en contra y se verá hoy en la Cámara de Representantes donde necesita 26 votos, como mínimo, para que sea aprobado.

Loading...
Revisa el siguiente artículo