Juez federal deniega restricción temporal en demanda del BGF

El juez federal Francisco Besosa denegó la Orden de restricción temporal que acompaño a la demanda de un grupo de fondos de cobertura que ayer demando al banco

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

El juez federal Francisco Besosa denegó hoy una Orden de restricción temporal (TRO, por sus siglas en inglés) a un grupo de acreedores del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) que ayer radicó una solicitud de ‘injuction’ ante el Tribunal federal en la que exigen se detenga la transferencia de fondos del Gobierno ubicados en el banco a la banca privada.

La información la dio a conocer esta tarde la presidenta del BGF, Melba Acosta, minutos antes de entrar a una reunión en La Fortaleza con el equipo económico del Gobierno que fue convocada en último minuto por el gobernador Alejandro García Padilla.

Según el abogado John Mudd, era altamente improbable que el tribunal otorgara un TRO sin se que hubiera celebrado una vista judicial.

De hecho, el fallo de Besosa establece una vista con las partes el 19 de abril en la que en BGF tendrá que presentar cuasa ante la demanda, que fue presentada por Brigade Leveraged Capital Structures Fund Ltd. a la que se unen Brigade Distressed Value Master Fund Ltd., Tasman Fund LP, Claren Road Credit Master, Fund, Ltd., Claren Road Credit Opportunities, Master Fund, Ltd., Fore Multi Strategy Master, Fund, Ltd., Sola Ltd, Ultra Master Ltd, Solus Opportunities Fund 5 LP.

Un TRO es una orden temporera que usualmente dura 10 días que se puede dar sin vista y que pone en pausa las acciones por las que se demandó a una parte. En este caso, de haber procedido el TRO solicitado por los demandantes, el BGF tendría que haber suspendido sus transferencias durante el tiempo que el juez hubiera estipulado ante la vista preliminar en la que se evaluaría el la solicitud de ‘injuction’.

“Un TRO es algo extraordinaria que rara vez se concede. Usualmente dura 10 días y en ese ínterin te paralizan  en los que se ve si la vista si se va hacer o no. En esos 10 días está todo paralizado y muchas veces eso no ocurre”, explicó Mudd.

De acuerdo con la orden del juez, el BGF tiene hasta el 15 de abril para contestar la demanda y la solicitud de ‘injuction’. Entonces, el 19 de abril, se llevará a cabo la vista en la que el banco debería argumentar las razones por las que el Tribunal no debe conceder un ‘injuction’ a los demandantes.

El grupo de fondo de cobertura que demandó al BGF tienen en conjunto un total de $3.75 millones en bonos de circulación emitidos por el BGF.

Loading...
Revisa el siguiente artículo