“Errada” decisión del tribunal a favor de Walmart

Según el representante, Luis Vega Ramos, el fallo del juez José A. Fusté erosiona aun más la economía de la isla

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

El representante Luis Vega Ramos, tronó hoy en contra del Tribunal federal de San Juan luego de que se diera a conocer un fallo a favor de la empresa Walmart Puerto Rico para se que elimine un aumento al impuesto en compras entre compañías matrices  (transfer pricing).

“La decisión del Tribunal Federal invalidando el impuesto al transfer pricing es errada y confío plenamente que el proceso apelativo así lo establezca”, sostuvo el representante, quien fue el responsable de impulsar el aumento a este tributo como parte de las elaboración de la Ley 72 de 2015.

El el fallo, el juez federal José A. Fusté determinó que el gobierno del Estado Libre Asociado violó la constitución de Estados Unidos con la Ley 72, que eleva del 2 al 6.5 % el impuesto que grava las compras entre las empresas matrices y sus filiales en la isla (transfer pricing). De esta forma, el Tribunal Federal en la isla dio paso a la impugnación del estatuto por parte de Walmart.

El el documento, Fusté considera que la ley local viola el principio constitucional de igual protección de las leyes, la cláusula del comercio interestatal y las leyes de relaciones federales.
Ante esto, el legislador exigió al Departamento de Justicia de Puerto Rico a “apelar bajo los fundamentos de que no existe jurisdicción federal y que el impuesto no violenta el comercio interestatal ni la ley de relaciones federales”.

Y es que, según Vega Ramos, el impuesto  —con el que se esperaban allegar $125 millones al físico— “tampoco es discriminatorio ya que aplica basado en volumen de ventas y no en otro tipo de consideración”.

“La empresa demandante, por sus propias admisiones, tiene ventas en Puerto Rico por $3 billones anuales y se queja de pagar $45 millones en impuestos. El principio que erosiona esta decisión es que en momentos de crisis fiscal, los más que tienen deben aportar de acuerdo a sus ganancias reales. Esta decisión niega esa norma básica de justicia ciudadana y debe ser apelada”, concluyó el legislador.  

En la actualidad en Puerto Rico hay 55 establecimientos de la cadena, entre los que se encuentran Supermercados Amigo, Supercenter, Sam’s Club, Walmart y Súper Ahorros. En todos ellos trabajan unas 15,000 personas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo