Asegura no se podrá cumplir con el pago de la deuda local en junio

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

Las probabilidades de que Puerto Rico no pueda cumplir con un nuevo pago de la deuda pública se hacen cada vez mayores, según lo informó ayer la presidenta del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Melba Acosta.

Las expresiones de la funcionaria se dieron en el marco de la presentación de una revisión al Plan de Crecimiento Económico y Fiscal (PCEF), luego de que se tuviera que trazar una nueva ruta para el plan ante la baja en los recaudos informada por el Departamento de Hacienda en noviembre de 2015, que también llevó al recorte de $254 millones del presupuesto gubernamental para el actual año fiscal.

Según Acosta, Puerto Rico debe cumplir con un pago de más de $800 millones al servicio de los bonos de obligación general (GO, por sus siglas en inglés). No obstante,  la fragilidad de las finanzas públicas apuntan a que no existe el efectivo para cumplir el pago. Aún más, según la revisión del PCEF, se estima que Hacienda vea un déficit de caja en junio de -$900 millones, debido a los compromisos del Gobierno.

“Si se hacen todos los pagos que tiene que hacer el Gobierno central, en junio terminamos con negativo $900 millones. El pago es de alrededor de $800 millones. En ese momento, con este cash flow que tenemos de frente, no hay forma [de hacer el pago]. Es muy difícil”, dijo.

Ante este escenario, la funcionaria dijo que es necesario retomar las negociaciones con los acreedores de la deuda de Puerto Rico —que asciende a $69 mil mollones— a fin de evitar afectar los servicios principales.

“Aunque querramos, porque es la deuda constitucional, es una realidad, el Gobierno no tiene dinero. Ya los servicios básicos están sufriendo”, comentó.
No obstante, y a pesar de que Acosta sostuvo que las negociaciones se retomarán “pronto”, aclaró que la propuesta que se les presentará a los acreedores también tuvo cambios.

Aun así, precisó que se mantuvieron las principales ofertas de intercambio de bonos bajo el llamado superbono, entre otras estipulaciones.

La actualización del PCEF —que originalmente se presentó en septiembre de 2015— incluyó proyecciones de recaudos, gastos y crecimeinto económico a 10 años. El documento previo solo se estimaba a cinco años.

De hecho, según ambas proyecciones, el déficit del Gobierno incrementa de $14 mil millones a $16 mil millones en cinco años. Cuando se mira a una década, el déficit se ubica en los 23.9 mil millones.

Loading...
Revisa el siguiente artículo