A los tribunales 16 negocios por IVU

Hacienda. Los patronos se habían acogido a la quiebra, luego de que la agencia los embargara por evasión contributiva

Por Víktor Rodríguez @viktor_rodz

El Departamento de Hacienda ya ha procesado un total de 16 notificaciones a dueños de negocios que tendrán que comparecer a los tribunales, luego de que se acogieran a la Ley de Quiebra una vez la agencia embargara los locales debido a evasión contributiva.

Y es que, según el secretario auxiliar de Rentas Internas, Víctor Pizarro, desde que Hacienda inició los operativos en noviembre de 2015, la tendencia de diversos negocios era acogerse a la Ley de Quiebra para evitar cumplir con el pago de la evasión del impuesto de venta y uso (IVU).

El funcionario explicó que, a pesar de la estrategia de ciertos negocios, Hacienda identificó diversos mecanismos para poder radicar cargos a los dueños por el delito.

“Son dos cosas que se pueden hacer. Número uno, hay una acción criminal que se hace a través del área de fraude contributivo, que se le hace un referido al Departamento de Justicia y se encausa criminalmente. Además, el Código de Rentas Internas dispone que en aquellas instancias en las que no se remite la contribución se le puede imponer en el carácter personal una penalidad al individuo por la misma cantidad que se dejó de remitir”, explicó Pizarro.

Las notificaciones se hacen por medio de cartas dirigidas a los implicados. De hecho, Pizarro adelantó que entre hoy y el principio de la próxima semana se emitirán más notificaciones de esta índole. No precisó la cantidad.

La información fue suministrada en el marco de una nueva ola de embargos que ayer tuvo Hacienda a dos negocios del país. Se trató de Terrassa Concrete Industries I, cuyos locales en Carolina y Caguas adeudan a Hacienda un total de $4.6 millones, principalmente por evasión de IVU.

Un tercer local que se embargó ayer fue Blas Auto Desing localizado en Manatí y dedicado a la ventas de piezas de autos que le debe al erario $352,671, también por concepto de IVU. De hecho, en el caso del negocio de Manatí, Hacienda también descubrió que el comercio no había renovado la licencia para vender piezas de carros desde el año 2007. Esa segunda infracción conllevó una multa de $5 mil.

Desde que comenzaron los operativos por concepto de evasión de IVU en noviembre de 2015, se han embargado cerca de 25 establecimientos. Ayer Pizarro reiteró que para este año se estima que se embarguen cerca de 60 negocios adicionales.

De hecho, explicó que la agencia ha identificado una nueva estrategia en la que negocios evasores se han empezado a escudar del crimen al abrir una corporación.

“Hemos identificado un esquema de unos comercios que abren una corporación, empiezan a operar, acumulan deuda y, luego, cierran la corporación para después abrir otra, siendo los mismos dueños. Estamos investigando en muchos comercios que esto pudo haber pasado”, dijo.

De acuerdo con el funcionario, independientemente de que se cierre una corporación y se abra otra, la deuda sigue vigente con el mismo dueño o inversionistas. Este fue el caso de un cuarto local —ubicado en Guaynabo— que ayer se pretendía embargar, pero que no procedió, debido a la investigación
“Próximamente estaremos anunciando las acciones que tomaremos contra este tipo de comercios”, sentenció Pizarro.

La evasión de IVU en Puerto Rico ronda entre los $300 y $500 millones al año.

Loading...
Revisa el siguiente artículo