Mundo

Fuerte tormenta deja más nieve y hielo en Estados Unidos

La nevada había empezado a disiparse en Missouri para el comienzo de la tarde del miércoles

Una fuerte tormenta invernal con millones de estadounidenses en su camino continuó dejando una mezcla de lluvia, lluvia gélida y nieve el jueves sobre Estados Unidos y complicó los desplazamientos debido a los riesgos en la carretera y las cancelaciones de miles de vuelos.

Una larga lista de estados, desde Nuevo México a Colorado y Maine, seguían bajo alertas y avisos de tormenta mientras la ruta de la tormenta se extendía desde el centro de Estados Unidos hacia el sur y el nordeste. Se esperaban intensas nevadas desde el sur de las Rocosas y hasta el norte de Nueva Inglaterra, y los meteorólogos esperaban importantes acumulaciones de hielo de Texas a Pensilvania.

Una mezcla de lluvia gélida, granizo y nieve cayó el jueves por la mañana sobre Texas, Oklahoma, Arkansas, Missouri, Illinois, Indiana, Ohio y Pensilvania, mientras continuaban las nevadas en Michigan y Kansas. En el lado más cálido de la tormenta, era posible que partes de Mississippi y Alabama sufrieran el jueves fuertes tormentas eléctricas con la capacidad de producir vendavales y tornados, según el Centro de Predicción de Tormentas.

Para el miércoles a mediodía, algunos lugares ya habían superado o se acercaban a los 30 centímetros (un pie) de nieve, como la localidad de Lewistown, en el centro de Illinois, con 36,6 centímetros (14,4 pulgadas) y Hannibal, en el nordeste de Missouri, con 29,2 cm (11,5 pulgadas).

“Y todavía sigue nevando en esas zonas”, dijo Andrew Orrison, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en College Park, Maryland.

El centro de Illinois y el norte de Indiana parecían encaminadas a recibir las mayores nevadas, de entre 30 y 45 cm (de 12 a 18 pulgadas) para el jueves por la noche, dijo Orrison.

La nevada había empezado a disiparse en Missouri para el comienzo de la tarde del miércoles, pero buena parte del estado podría acabar con entre 20 y 30 cm (de 8 pulgadas a un pie) de nieve. Partes de Michigan también podrían llegar al pie de nieve para el jueves.

En Chicago, Elisha Waldman y sus hijos celebraron la oportunidad de sacar el trineo el miércoles por la mañana, aunque seguía nevando.

“Frío y húmedo y maravilloso, y enfriarse y mojarse es parte de la diversión con los chicos, y podemos ir dentro y tomar chocolate caliente y entrar en calor”, dijo Waldman.

Pero para los que estaban en la carretera, la fuerte tormenta creaba condiciones peligrosas.

“Estamos recibiendo mucha nieve aquí en el noroeste de Indiana, y es la nieve húmeda y resbalosa que causa condiciones traicioneras para manejar, por decir poco”, dijo el sargento de policía estatal de Indiana Glen Fifield a WFLD-TV.

En el centro de Missouri, las autoridades cerraron parte de la Interestatal 70 a mediodía tras un accidente que bloqueó el tráfico.

Se esperaba que las zonas al sur de las nevadas tuvieran lluvia gélida, especialmente en la zona inferior del Valle de Ohio desde Louisville, Kentucky, a Memphis, Tennessee.

La tormenta pasaba por el centro de Estados Unidos en el Día de la Marmota, el mismo día que la famosa marmota Punxsutawney Phil predijo seis semanas más de invierno. La tormenta llevaba tras otro sistema el fin de semana pasado que provocó ventiscas en muchos lugares de la Costa Este.

En Colorado Springs se acumularon 56 cm (22 pulgadas) de nieve, y en la zona de Denver hasta 25 cm (10 pulgadas), y se esperaba siguiera nevando. Universidades, oficinas estatales y la legislatura cerraron.

Las aerolíneas cancelaron casi 8.000 vuelos en Estados Unidos previstos para el miércoles o el jueves, según el servicio de rastreo de vuelos FlightAware.com. Los aeropuertos de St. Louis, Chicago, Kansas City y Detroit cancelaron más vuelos de lo normal. Sólo en el aeropuerto de Dallas-Fort Worth se cancelaron 700 vuelos el jueves, y el cercano Dallas Love Field canceló más de 300.

Tags

Lo Último

Te recomendamos