Vuelve a escena la discusión legislativa por el Plan de Ajuste de Deuda

Se espera que hoy ambas cámaras pasen juicio sobre la más reciente versión del PC 1003

Por Manuel Guillama Capella

En momentos en que se anticipa que ambos cuerpos den paso al Proyecto de la Cámara (PC) 1003 para emitir los bonos reestructurados del gobierno central, la Cámara de Representantes retiró el primer informe de conferencia de la medida con el objetivo de introducir las enmiendas acordadas entre el liderato del Partido Popular Democrático (PPD) y el Partido Nuevo Progresista (PNP).

La principal interrogante sobre el futuro de la pieza legislativa se concentra en el Senado, donde tanto legisladores del PPD como del PNP han expresado su oposición o dudas sobre el PC 1003.

Mientras el presidente del Senado, José Luis Dalmau, admitió esta mañana, en entrevistas radiales, que desconocía si sería posible lograr los 14 votos necesarios para aprobar el proyecto, el portavoz de la minoría novoprogresista, Thomas Rivera Schatz, dijo a periodistas que su delegación tenía “seis o siete votos” a favor de la medida.

Te recomendamos:

Dentro de la delegación senatorial del PNP, que cuenta con 10 escaños, Henry Neumann, Gregorio Matías y William Villafañe se han mantenido firmes en su oposición al PC 1003, principalmente por las interrogantes que plantea para el futuro de las pensiones públicas.

Si seis senadores del PNP terminan favoreciendo la medida, sería necesario que ocho de los 12 populares hagan lo propio. En la pasada semana, cerca de la mitad de la delegación de mayoría ha expresado dudas con el PC 1003.

Las minorías del Partido Independentista Puertorriqueño, el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), el Proyecto Dignidad y el senador independiente José Vargas Vidot, se han opuesto desde un inicio al PC 1003, y así lo recalcaron en sus turnos iniciales de la sesión del Senado.

“Han usado el tema de las pensiones como una cortina de humo para distraer al país de la discusión seria y profunda sobre los problemas complejos que tiene este Plan de Ajuste de Deuda (PAD), que va mucho más allá de garantizar cero recortes a las pensiones”, sostuvo Joanne Rodríguez Veve, senadora del Proyecto Dignidad.

Ana Irma Rivera Lassén, portavoz senatorial del MVC, planteó que la Legislatura, al aprobar la legislación habilitadora del PAD, estaba cediendo su “poder”.

“El poder de la Legislatura lo hemos perdido con un PAD que compromete el futuro de estas y otras generaciones”, expresó la senadora.

Aunque el liderato de ambas cámaras se reunió el domingo para acordar las modificaciones al PC 1003 que posibilitarían su aprobación en los cuerpos, las enmiendas al primer informe de conferencia no se habían circulado a las minorías ni a la prensa. El primer informe de conferencia, que contenía un lenguaje avalado por la Junta de Control Fiscal (JCF), fue aprobado el martes pasado en la Cámara de Representantes con 30 votos a favor, pero no se llevó a votación en el Senado.

En el día de hoy, ambas cámaras sesionan poco más de 24 horas después de que la jueza que preside el caso de quiebra del gobierno, Laura Taylor Swain, citara una vista urgente a la que asistieron, vía telefónica, el gobernador Pedro Pierluisi, y los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes, Dalmau y Rafael “Tatito” Hernández, respectivamente, así como representantes de la JCF y acreedores.

La JCF ha insistido, desde hace dos semanas, que no considera aceptables modificaciones adicionales al PC 1003, particularmente en lo relacionado a las disposiciones que buscan proteger las pensiones presentes y futuras.

“Lo mismo que se criticó la semana pasada lo están haciendo ustedes ahora. ¿Dónde está la participación y la transparencia? Es una pregunta que debemos hacernos siempre”, manifestó el independiente Vargas Vidot, al afirmar que no se le había entregado “ni un papelito” sobre los cambios más recientes al PC 1003.

Rivera Schatz, quien fue parte de las negociaciones con el liderato de la Cámara de Representantes y el Senado, utilizó su turno inicial para criticar a las minorías por su oposición al PC 1003, al puntualizar que ninguna había sometido un informe de minorías o propuesto alternativas en los comités de conferencia.

“Sin fundamento se hacen los portavoces de un pueblo que no los sigue”, afirmó Rivera Schatz en el hemiciclo.

“Esta es otra receta para el desastre. Es aritméticamente imposible sostener una deuda como la que la JCF nos pretender hacer sostener”, dijo, por su parte, la senadora independentista María de Lourdes Santiago, aludiendo a los pagos anuales estimados en $1,150 millones por concepto de bonos de obligación general y la Corporación del Fondo de Interés Apremiante. La cantidad supera los $3,000 millones anuales una vez se incorpora al cálculo el pago de las pensiones provenientes del fondo general.

Se espera que, en algún momento de la tarde, la delegación senatorial del PPD se reúna en caucus, tras lo cual se determinaría si el PC 1003 cuenta con los votos suficientes en ese cuerpo.

El presidente Dalmau ha indicado que no bajaría a votación el proyecto si no tiene posibilidades de ser aprobado.

Javier Aponte Dalmau, portavoz de la mayoría popular, reconoció que las negociaciones del PAD derivaron en una propuesta de reestructuración imperfecta, pero que no es realista pensar que, tras más de cuatro años de discusiones, se desarrolle un nuevo PAD.

“Ninguna negociación va a proteger a todos los servidores públicos. (En el PC 1003) se protege a los municipios, se protege a la Universidad de Puerto Rico y obviamente la reducción de esta deuda va a dar un soberano alivio a las próximas generaciones, de no tener que cargar con el carimbo de lo que este país pasó por 20 años, de coger dinero prestado sin ninguna fuente de repago y que de ahora en adelante sí podemos reestructura y reorganizar nuestro país”, dijo Aponte Dalmau.

Loading...
Revisa el siguiente artículo